¿Alcanza con el corazón?

Macri quiso enamorar a los argentinos con Lagarde, pero la francesa se fue y se llevó la chequera.

Hace poco más de un año, Mauricio Macri no ahorró piropos para la entonces directora gerenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

“Hemos empezado una gran relación, que espero que funcione muy bien y que termine con toda la Argentina enamorada de Christine”, dijo el Presidente.

Te puede interesar...

Lagarde renunció, la chequera desapareció (Macri no pudo conseguir el último desembolso de u$s 5400 millones) y el enamoramiento quedó solo en las fantasías del líder de Juntos por el Cambio.

En reemplazo de la economista francesa -que se fue para quedarse con el sillón mayor del Banco Central Europeo-, acaba de presentar sus credenciales otra mujer, la búlgara Kristalina Georgieva.

A diferencia de Lagarde, por las dudas, nadie en la Casa Rosada habló de enamorarse de la flamante funcionaria.

Sin embargo, Georgieva ayer dijo que el Fondo debe ofrecer a los países que, como Argentina, andan en la mala, “una billetera, un cerebro, pero más que nada, un corazón que late”.

No mencionó a Argentina en su discurso inaugural, pero no hizo falta. Macri puso al país como el principal deudor del organismo y ahora quien resulte elegido el domingo 27 deberá reformular de cuajo las metas acordadas para cumplir el acuerdo que permitió un programa de financiamiento que el Gobierno se fumó para financiar la fuga de divisas.

Las relaciones con Georgieva serán con un corazón, como el argentino, al borde del infarto que espera a las nuevas autoridades electas con pronóstico reservado y en terapia intensiva.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído