Alcoholizado, perdió el control y murió aplastado

La víctima, de 23 años, manejaba un VW Fox por el centro de Rincón. El acompañante se salvó.

Rincón de los Sauces.- El alcohol y la imprudencia son un cóctel explosivo que otra vez terminó con una vida. En este caso, la de un joven de 23 años que el sábado a la noche volcó en pleno centro de Rincón de los Sauces.

El conductor perdió el control del auto, chocó contra un poste, volcó y salió despedido. Viajaba junto a un amigo, quien sufrió un traumatismo en la zona de las costillas y fue atendido en el hospital local.
Se constató que ambos estaban borrachos y que sólo el acompañante llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Matías Huinca (la víctima fatal) y Ezequiel Ríos (20) circulaban por el centro de la ciudad a bordo de un Volkswagen Fox, y en la esquina de Misiones y Roca el conductor perdió el control. Con poca lucidez, no pudo maniobrar y dio de lleno contra un poste de teléfono.

Fue en Misiones y Roca, cerca de las 23 del sábado. El conductor salió despedido y el auto le cayó encima.

El impacto fue tal que Huinca, al no tener el cinturón de seguridad puesto, salió despedido por el parabrisas y posteriormente fue aplastado por el auto.

Inmediatamente, los vecinos alertaron a los Bomberos y a la Policía, que se hicieron presentes en el lugar minutos después del accidente.

Los testigos advirtieron que los dos jóvenes manejaban a alta velocidad cuando el vehículo perdió el control, subió a la vereda, chocó contra el poste y volcó.

El auto quedó destrozado, sobre la vereda y volcado sobre el lateral izquierdo. A pocos metros, herido de gravedad estaba Huinca, quien fue trasladado de urgencia al hospital, pero murió minutos después.
Los bomberos tuvieron que trabajar para rescatar al acompañante, que estaba atrapado en el interior. También fue atendido en el hospital, pero sólo presentaba un fuerte traumatismo en la zona de las costillas.

Huyó de un control policial y terminó en un canal de Centenario

Con unas copitas de más, esquivó el control policial de Cinco Saltos, se llevó puesta toda la señalización de Villa Obrera y cayó a un canal de riego en Centenario.
Después de recorrer la noche cincosaltense, cerca de las 5:30 de la mañana se subió a su camioneta Ford EcoSport y emprendió camino hacia Centenario. Al pasar por el puesto policial del puente, quisieron frenar su paso, pero el conductor apretó el acelerador, esquivó a los uniformados y derribó toda la señalización que había en el camino. Dos patrulleros lo persiguieron por calle Jaime de Nevares y en la curva, previo al ingreso a la segunda rotonda de Centenario, hizo una mala maniobra y cayó a toda velocidad en el canal. Debido a los golpes que sufrió, fue trasladado al hospital local, donde quedó internado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído