El clima en Neuquén

icon
15° Temp
47% Hum
La Mañana Alemania

Alemania cerró todas sus centrales nucleares

Pese a la crisis energética, este sábado desconectó las últimas tres activas. La decisión se tomó por una combinación de factores históricos y medioambientales.

Alemania abandonó este sábado definitivamente la energía nuclear, al desconectar sus últimas tres centrales activas, en una decisión tomada por una combinación de factores históricos y medioambientales que no fueron revertidos pese a la crisis que generó en Europa el veto a las importaciones de gas ruso por la guerra en Ucrania. A 62 años de la entrada en funcionamiento de la primera planta nuclear comercial, la principal economía del continente desconectó de la red eléctrica los rectores en Isar 2, Neckarswestheim y Emsland, en una medida que generó reacciones encontradas. En la icónica Puerta de Brandeburgo en Berlín coincidieron activistas de Greenpeace, que instalaron la figura de un sol con una espada en mano sobre una réplica de un dinosaurio derrotado, y de la asociación Nuklearia, a favor de la energía nuclear a la que defienden como “barata, limpia y al servicio de los ciudadanos”.

Dentro de la coalición de Gobierno, en tanto, hubo choques: la ministra de Medio Ambiente, Steffi Lemke, del partido Los Verdes, dijo que “el abandono de la energía nuclear hace que el país sea más seguro”, mientras que el titular de la cartera de Finanzas, el liberal Christian Lindner, consideró que “es un error estratégico” desmantelar las plantas, ya que anula la posibilidad de “ponerlas en marcha en los próximos años” de ser necesaria esa fuente de electricidad. “Hay varias razones históricas que explican la reticencia de Alemania hacia la energía nuclear. Una es que se vio directamente afectada por la lluvia radiactiva del accidente de Chernobyl debido a la dirección en que soplaban los vientos. Una segunda es que se convirtió en un país fuertemente pacifista como consecuencia de su responsabilidad durante la Primera y, sobre todo, la Segunda Guerra Mundial”, explicó Miranda Schreurs, docente de Medio Ambiente y Política Climática en la Universidad Técnica de Múnich.

Alemania cierre centrales nucleares

Otro factor que está vinculado al fuerte sentimiento antinuclear que surgió del temor a un conflicto de este tipo durante la Guerra Fría, en un país que por esa época estuvo partido en dos: “A muchos ciudadanos les preocupaba que una guerra nueva y realmente catastrófica pudiera desarrollarse en Europa y que Alemania fuera la zona cero”. Los Verdes y los socialdemócratas que actualmente forman parte del gobierno de coalición (junto a los liberales del Partido Democrático Libre) ya fueron socios en 2002, cuando el entonces canciller Gerhard Schröder firmó la ley para abandonar progresivamente la energía nuclear (desde entonces se cerraron 16 de los 19 reactores que estaban activos) y que su sucesora, Angela Merkel, de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), decidió acelerar en 2011 tras la catástrofe de Fukushima en Japón.

“Luego de Chernobil se nos aseguró que ese accidente ocurrió porque era en una central de la era soviética, pero luego se produjo Fukushima. Y con cada nuevo accidente, la sociedad pierde confianza”, la académica Schreurs. El corte al suministro de gas ruso como consecuencia de la guerra en Ucrania postergó levemente los planes sobre el fin de las centrales nucleares, previsto originalmente para el 31 de diciembre pasado, y obligó a tener que esperar los resultados de la prueba piloto del primer invierno boreal sin ese hidrocarburo del cual Alemania era muy dependiente para calefaccionar las casas y mover la maquinaría de sus poderosas industrias.

Igual, pese a este nuevo contexto, especialistas aseguran que no hay riesgos de cortes masivos por la desconexión de los reactores.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario