Alerta por la aparición de murciélagos con rabia

Detectaron dos casos. Recomiendan prevención.

POR MARIO CIPPITELLI / cippitellim@lmneuquen.com.ar

En una famosa película de Stephen King de los años 80, un adorable perro San Bernardo era mordido por un murciélago con rabia. Y esa enorme criatura amorosa que suele salir en las fotos en la nieve con un barrilito colgado en el cuello se transformaba en una bestia asesina que ponía en vilo a todo un pueblo. El thriller en cuestión -Cujo- tenía a este perro como protagonista y a ese murciélago que apenas aparece en los primeros segundos del film como el personaje culpable de todo. Pero nada de esto va a ocurrir en Neuquén.

En menos de cuatro meses se detectaron dos casos de murciélagos con rabia en la capital. Se trató de dos animales, que aparecieron en el Alto y el Bajo, que presentaban los síntomas característicos y que fueron finalmente confirmados en Buenos Aires.

Es importante destacar que no ocurrirá lo de la película para que no se genere una psicosis en torno a estos animales de aspecto desagradable y que siempre tienen mala prensa, pero hay que destacarlo para tomar las medidas preventivas del caso y evitar que se quiebre el status sanitario que hoy tiene la provincia.

El médico veterinario Fernando Saiz confirmó los dos casos a LM Neuquén. El primero fue detectado en mayo en el barrio Jardines del Rey y el último, en Periodistas Neuquinos y Avenida Argentina.

El especialista explicó que la zona es muy baja en lo que se denomina “virus calle”. En la variante terrestre, el perro es el principal reservorio, por lo que las acciones preventivas sobre este animal adquieren una gran relevancia. Le sigue en importancia el gato. Las poblaciones de animales callejeros no vacunados en la zona norte y noreste del país constituyen un foco de alto riesgo debido al ingreso de animales infectados que llegan de países vecinos.

En la variante aérea, el reservorio está constituido por murciélagos insectívoros, entre los cuales se encuentra el Tadarida brasilensis, la especie que habita en la región.

“En Neuquén hay una buena cultura de vacunación”, aseguró el médico. Tanto la población como las autoridades sanitarias cumplen con su rol a la hora de inmunizar a los animales del potencial y peligroso virus. Pero más allá de las estadísticas y los casos aislados, hay que estar atentos cuando se encuentran casos de este tipo.

El veterinario aclaró, además, que los murciélagos que conviven con la sociedad neuquina no son hematófagos (que se alimentan de la sangre de otro animal) y están muy lejos de ser los que suelen aparecer en las películas. Se trata de un mamífero pequeño que es muy activo en horas de la noche y que descansa durante el día.

Por eso es necesario estar alerta cuando estos animales se muestran en horas de claridad. Es muy probable que estén enfermos y que hayan perdido su sentido de radar tan característico que los ayuda a volar en la oscuridad.

“La rabia produce una encefalitis, una enfermedad en el cerebro del animal, por eso suelen andar deambulando de día”, explicó el veterinario. Dijo que ante la presencia de un murciélago con estas características, es mejor no intentar tocarlo. Lo ideal es cubrirlo con algún balde o maceta y llamar a las autoridades de zoonosis para hacer la denuncia correspondiente.

Explicó, además, que el virus de la rabia se encuentra en la saliva de los animales. Por esto es importante retirar a los murciélagos enfermos de la vía pública para evitar que un perro o un gato se lo coman y se contagien inmediatamente la enfermedad.

Los dos murciélagos con rabia aparecieron y son dos casos reales que hay que tener en cuenta. La prevención -como siempre se dice en torno a la salud pública- sigue siendo la mejor herramienta para evitar que se propague cualquier enfermedad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído