Alertan de que el robot que cocina podría ser un espía

Tiene un micrófono inactivo que no está informado al consumidor.

Francia. Diseñado en Alemania y producido en China, el robot cocinero “Monsieur Cuisine Connect”, perteneciente a la empresa Lidl, es todo un furor en el mercado europeo. Cuesta 360 euros y su ayuda al momento de simplificar el momento de hacer la comida lo transformó en un boom. Y el reciente lanzamiento en Francia de la última promovió una suerte de locura colectiva de consumo, dadas sus prestaciones: con una pantalla táctil de siete pulgadas, se conecta a la red wifi del hogar, descarga recetas y las hace. Sin embargo, dos jóvenes franceses lo empezaron a investigar a fondo, lo hackearon y descubrieron que Monsieur Cuisine tiene un micrófono secreto inactivo, que podría ser vulnerable a un ciberataque. Tu cocinero podría ser un espía.

El micrófono está inactivo y la idea del desarrollador es, en algún momento, controlarlo con la voz.

Te puede interesar...

La idea del hackeo de estos dos muchachos surgió no porque hubiesen querido investigar al robot sino porque se hicieron un reto: ejecutar “Doom”, un videojuego que se puede instalar en dispositivos que, en realidad, no están diseñados para ellos (fue instalado en cajeros automáticos, iPods, relojes, entre otros). Pero luego de unos minutos, los jóvenes hackers se percataron de que la pantalla táctil se ejecuta sobre Android 6.0. Entonces, desbloquearon la interfaz del robot y lo usaron como una Tablet, logrando el objetivo: jugar a Doom en la pantalla de Monsieur Cuisine. Y ahí fue cuando descubrieron el micrófono del que “en ningún lugar se informa de su existencia: ni en la web oficial ni en las instrucciones de uso que consultamos. Y está en perfecto estado de funcionamiento, además de contar con un altavoz”, cuenta Alexis Viguié, uno de los chicos franceses que se encontró con este hallazgo.

La pregunta que ahora se hace él y su amigo es simple: ¿el diseñador planea habilitar un comando de control de voz en un futuro cercano? Por lo pronto, la compañía puso “voluntariamente” ambos componentes y deliberadamente no se lo explicó a los consumidores. “El hecho de tener un micrófono sin haber notificado a los usuarios ya es un problema en sí mismo”, destacan los especialistas europeos en ciberseguridad. Y recuerdan el caso de Google, que dotó a su dispositivo de seguridad Nest Secure, lanzado en 2017, de un micrófono sin informar a los consumidores.

El desarrollador se defiende

Michel Biero, jefe de marketing de Lidl, defendió a su compañía. Explicó que el micrófono y el altavoz están porque esperan que Monsieur Cuisine “sea controlable por voz y posiblemente por Alexa”. Y aclaró: “Está completamente inactivo y no es posible que lo activemos de forma remota”. De todos modos, los especialistas en seguridad informática advierten que sí es “técnicamente posible. Utilizando una actualización automática, algo que puede ocurrir en este caso”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído