Alto Godoy: una trama de narcos, policías y vecinos

Una familia dice estar en riesgo por denunciar la venta de drogas.

NEUQUÉN

Con moretones y raspones en la cara, una familia del barrio Alto Godoy afirmó vivir en pie de guerra con sus vecinos, tras ser agredidos y amenazados de muerte por colaborar con una investigación por narcotráfico. “Se van por las buenas o en un cajón”, les habrían sentenciado hace tres días cuando, según señalaron, “con complicidad de la Comisaría 18ª” agredieron a tres hombres y una mujer embarazada de su familia.

Los denunciantes son una pareja de 60 años que vive y trabaja hace seis en años calle Godoy. Junto con sus hijos, revelaron a LM Neuquén que desde el miércoles, cuando fueron agredidos, están pasando un calvario por el miedo de que sus vecinos les prendan fuego todo o cumplan sus promesas de balearlos.

Reclaman a la Justicia una consigna policial que no sea la de la Comisaría 18ª, porque aseguran que los efectivos de esa dependencia son familiares y cómplices de los narcos a los que denunciaron.

“Esto viene del año pasado, cuando el vecino de al lado, que es narco, se cruzó a robarle a mi papá tirantes y puntales para hacer la losa de su casa y nosotros lo denunciamos”, apuntó una de las hijas de la pareja.

Luego, la mujer señaló que este vecino tiene un hermano que trabaja en una división policial como subcomisario, quien lo abastecería de droga tanto a él como a tres vecinas de la misma cuadra, con la complicidad de la Comisaría 18ª.

“Les molestamos porque nos quejamos y no les aceptamos cosas robadas ni les compramos droga”, sentenció la mujer, y afirmó: “Somos gente sana y trabajadora”.

Sobre la complicidad policial, uno de los hijos destacó que “los de la 18ª son todos parientes de ellos” y que el problema con el vecino comenzó cuando la Policía les pidió reunir información en su contra porque los investigaban por narcotráfico.

“Le dimos la información que necesitaban e iban a hacer seis allanamientos en esta zona, pero el día antes se pinchó todo y al sargento con el que hablaba lo sacaron de la investigación y lo mandaron a otro lado. Me llamó y me dijo que tengamos cuidado, que se echó todo para atrás y que algo estaba podrido adentro”, recordó el hombre.

“Ahí empezaron con las amenazas, que nosotros somos unos botones y que por giles nos vamos a tener que ir del barrio”, señaló, mientras una de sus hermanas indicaba que sus padres no se pueden defender.

“El narco agredió a mi hermana, que venía de dejar a los nenes en la escuela. Después vinieron diez pibes más a buscar a mi cuñado para pegarle. Llegó una camioneta con tipos y motos”, describió una de las hijas del matrimonio sobre lo ocurrido el miércoles, mientras su madre confirmaba que atacaron a su pareja y a dos de sus hijos con fierros y que a ella quisieron apuñalarla.

“Quería salir a ayudar a mi hijo que lo estaban golpeando, pero si lo hacía me mataban a mis nietos. Estamos esperando que nos ayuden, pero no nos pensamos ir”, concluyó la propietaria.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído