El clima en Neuquén

icon
28° Temp
26% Hum
La Mañana hijo

Amamanta a su hijo de 4 años y se ríe de las críticas

"Me importa un bledo lo que piensen los demás", dice la mujer, oriunda de Inglaterra, sobre las opiniones de quienes la critican.

Beccy Ashe amamanta a su hijo Tobías dos veces al día, por la mañana y por la noche. Un ejemplo de lactancia que llama la atención y es cuestionado por un factor que resulta fundamental aclarar: el niño tiene cuatro años.

La mujer, de 35 años, de Mossley Hill, Inglaterra, aseguró que le importan "un bledo" los comentarios negativos que recibe por haber decidido extender la lactancia de sus hijos en relación con lo socialmente establecido. También reveló que amamantó a su hija Daisy hasta los cinco años. "Me importa un bledo lo que piensen los demás, todas deberían hacerlo", confiesa contundente la mujer. Y redobla la apuesta: "La presión social es la única razón por la que más mujeres no hacen lo mismo".

Te puede interesar...

Beccy alimenta a Tobías dos veces al día, por la mañana y por la noche, pero niega sus solicitudes de más para enseñar "autonomía corporal". Ashe cuenta que no es la primera vez que lleva a cabo esta práctica durante tanto tiempo, ya que hizo lo mismo con su hija Daisy hasta que cumplió los cinco y estuvo en la escuela.

La cercanía extrema y ese mágico vínculo emocional que pueden traer la lactancia materna, así como el valor nutricional agregado y los beneficios para la salud, la llevaron a continuar amamantando mucho tiempo después de que la mayoría de las mujeres. "Mi hijo Tobías está bastante deprimido por la mañana y por la noche desde que comenzó la guardería hace seis meses", explica la mujer. Y justifica: "Es una excelente manera de vincularse y reconectarse al final del día. Resulta un gran consuelo, es nutritivo, alivia el dolor. Es más que simplemente darles de comer". Los beneficios para la madre también son mayúsculos, señala. Y hace referencia a que "si más tiempo amamantas, también se reduce el riesgo de algunos cánceres".

A medida que los dos hijos de Beccy crecieron, gradualmente comenzó a dejar de amamantar. Ahora no lo hace con tanta frecuencia, no es a pedido ahora que Tobías es mayor. "Pide más que a la mañana y a la noche, pero yo le digo que no. Esa es una lección para él en la enseñanza de la autonomía del cuerpo en el sentido de que este es mi cuerpo y puedo decir lo que le sucede", señala la mujer. Ella se muestra interesada en educar a otras mamás sobre los beneficios de la lactancia materna y alentarlas a hacer lo que sea mejor para ellas y para su hijo.

Justamente durante el Mes de Concientización sobre la Lactancia Materna, Beccy Ashe contó su experiencia que quedó reflejada en el sitio del diario británico Mirror.

El Servicio Nacional de Salud en Reino Unido (NHS) no especifica en qué momento las mujeres tienen que dejar de dar leche materna a sus hijos. Sí ofrece servicios on line para responder cualquier tipo de dudas.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario