Amenaza a los huevos de oro

Vaca Muerta fue “vendida” como la gallina de los huevos de oro desde el inicio de la gestión presidencial de Mauricio Macri. En función de esa consideración, el Gobierno diseñó una política específica con el fin declarado de promover inversiones y, a la postre, mejorar la producción hidrocarburífera. Sin embargo, los pilares de esa política fueron carcomidos por los efectos de la crisis que ganó la escena nacional al ritmo de la corrida cambiaria.

La base de sustentación de todos los planes para Vaca Muerta se ató a un esquema de precios fijados en dólares para el pago de la producción en boca de pozo. La corrida del dólar arrastró todo el plan al fango de la incertidumbre.

Te puede interesar...

El último golpe a la gallina de los huevos de oro fue la degradación del Ministerio de Energía a secretaría dependiente de la cartera de Economía. Javier Iguacel seguirá al frente del área, pero ahora bajo la batuta de Nicolás Dujovne. El cambio tendría menos trascendencia de no ser porque se produce cuando aún no se aclaró cuáles serán las nuevas reglas para los negocios hidrocarburíferos, cuando desaparecieron buena parte de las establecidas por la gestión de Juan José Aranguren en Energía.

Por ejemplo, se modificó el plan de subsidios a la producción no convencional de gas contenido en la resolución 46, pero no se estableció con claridad la nueva línea. Además, los precios que perciben las petroleras en boca de pozo por el gas que se destina a la generación eléctrica están en veremos, con más avances en las negociaciones en las sombras de los funcionarios con las empresas que en los anuncios formarles. Y ayer se sumaron las retenciones para las exportaciones de petróleo y derivados.

Las reglas para los negocios en Vaca Muerta están en veremos desde que cayó el plan Aranguren.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído