AMIGO: un soft con sello local para el control de oleoductos

Una empresa cipoleña desarrolló una solución para monitorear la integridad de ductos de transportistas de hidrocarburos. El soft realiza informes georreferenciados a partir de una base de datos de herramientas de control.

POR CAMILO CIRUZZI / Especial

Hace 20 años, cuando la aparición de las primeras computadoras era apenas una señal de la actual explosión de la era digital, Oldelval, la compañía responsable de evacuar el petróleo de la cuenca neuquina hacia Bahía Blanca y Cuyo, se enfrentó a la necesidad de controlar la integridad de sus oleoductos. Esa demanda fue respondida por una pequeña pyme cipoleña, CIAR, que desarrolló una solución informática para hacer un control exhaustivo de la integridad de los ductos.

La solución consiste en una base de datos que integra información de diversas fuentes y genera reportes o informes puntuales que se geolocalizan. “Fue un enorme desafío desarrollar el sistema y aplicarlo al terreno en épocas en que Google Maps no existía”, explicó el gerente de CIAR Tecnología, Marcelo Artigas, y agregó: “Cuando Oldelval recurre a nosotros, Francis Rimmele estaba trabajando en el concepto de vincular bases de datos a mapas, algo que resultó clave para la transportadora”.

Te puede interesar...

La clave del soft fue reemplazar tediosos y complicados cálculos en lápiz y papel por una solución denominada AMIGO (análisis, manejo, integridad geográfica, oleoductos) para eficientizar el control integral de los ductos a partir del ingreso de datos provenientes de herramientas, geografía y desarrollo humano con el fin de minimizar riesgos operacionales.

“En ese momento había programas enlatados, pero ninguno satisfacía las necesidades que teníamos, por lo que se decidió hacer un desarrollo propio”, dijo el gerente general de Oldelval, Jorge Vugdelija.

La compañía de midstream tiene más de 1700 kilómetros de ductos que recorren casi 900 kilómetros en cuatro provincias y en esa extensión existen potenciales problemas que podrían afectar a la producción: corrosión, pinchaduras, taponamientos y factores externos geográficos o humanos.

Artigas detalló que “el sistema necesitaba mostrar un mapa de todo el oleoducto y que permitiera buscar en un lugar del caño qué información había, si estaba roto, si estaba pinchado, de qué año era, cuándo se instaló, qué espesor tiene, qué revestimiento, etc, es decir, mucha información técnica que permite tener una radiografía de un caño que está enterrado y que requiere trabajar con determinados análisis o estudios georreferenciados, porque la operación del cliente se extiende desde Rincón de los Sauces y Cutral Co hasta las refinerías en Mendoza y Bahía Blanca”.

p11-MasE-pieza01.jpg

AMIGO, que también fue usado por Compañía MEGA y Petrobras, permite concentrar y emitir reportes e informes de datos provenientes de los controles de la protección catódica del ducto, de los “chanchos” inteligentes (herramienta que trabaja por el interior del ducto, también llamada pig), del terreno y del desarrollo de las ciudades, entre otras fuentes.

“Si bien ahora los pigs tienen geolocalizador y tiran el lugar de la falla, la solución que proveemos nosotros es un traje a medida que admite el cruce de infinidad de datos en base a un modelo matemático”, explicó Artigas. La base de datos permite a Oldelval tomar medidas preventivas y saber dónde tienen que hacer un refuerzo especial o recambio de un caño por corrosión, por falla de protección catódica o por alguna acumulación de parafinas. “Eso se llama ciencia de la integridad , y ellos hacen un gerenciamiento de esa integridad a través de nuestro sistema”, apuntó el responsable de CIAR Tecnología.

“Las fallas son normales en los ductos y lo que monitoreamos es que no crezcan entre las diferentes pasadas de las herramientas, por lo que trabajamos en la información que se genera y, llegado el momento, hay una norma que implica que debemos hacer reparaciones”, acotó Vugdelija.

Mecánica

Tras la recorrida de los pigs se genera una información que permite focalizar el lugar donde se debe hacer la reparación. “El sistema facilita la toma de decisiones para el análisis de la situación”, explicó Aguiar. “Sin ese programa que cruza información de diferentes fuentes. Acá entras a un solo lugar y podés ver todo el contexto completo y dar las respuestas en función de eso”, dijo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído