Apostá por los de acá, Cipo

Se va mal Víctor Zwenger de Cipolletti. Peor, incluso, que su discutido antecesor en el cargo, Duilio Botella. Entre uno y otro, hubo un interinato exitoso de Germán Alecha, que salvó al equipo del descenso y lo clasificó a 16avos. de la Copa Argentina tras eliminar nada menos que a Arsenal de Sarandí. Sin embargo, por aquel prejuicio de que todo lo de afuera es mejor, el Tortugón no recibió el respaldo que al menos para quien escribe esta columna merecía, más allá de que el ex goleador, por su bajo perfil y diplomacia, dijo entonces entender y hasta coincidir con la decisión de no saltear etapas.

Botella duró 10 partidos. Apenas dos más que Zwenger, que se marcha con una magra cosecha y con el equipo en el fondo de las posiciones. Es cierto que nadie lo bailó, que perdió siempre por la mínima diferencia en este Federal A, tanto como que nunca le encontró la vuelta ni logró un buen funcionamiento.

Pifió mucho en el armado de plantel, luego de que la dirigencia dispusiera una renovación total (a la luz de los hechos tampoco fue la decisión más acertada).

La mejor campaña de los últimos años del Albinegro la realizó un entrenador local, cuando llegó a semifinales con el Ruso Homann. Y esa falta de confianza en lo regional no sólo la sufren los técnicos, sino también los futbolistas. Porque otra vez se salió al mercado a traer cantidad pero escasa calidad. Para eso, ¿por qué no darles la chance a los de acá, que conocen el paño y en la mayoría de los casos sienten los colores?

Aturdido por los resultados, con el promedio acechando, sin técnico ni rumbo futbolístico, Cipolletti debe barajar y dar de nuevo y apostar más por hombres de la casa. Es el momento. Es ahora o nunca.

En Cipolletti, las últimas experiencias con DT y jugadores foráneos fueron malas. Debe volver a las fuentes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído