Apuñalaron al Varón Ramos en el pabellón de máxima seguridad

Fue atacado por una disputa de liderazgo.

Neuquén.- La disputa por el control del pabellón de máxima seguridad de la Unidad de Detención 11 de Neuquén terminó con Claudio “Varón” Ramos internado con dos puntazos muy cerca el corazón.

El peligroso delincuente, involucrado en tres crímenes y en varios robos con armas en Cutral Co, fue encontrado herido muy cerca de su celda, en el pabellón 2 de la cárcel ubicada en Parque Industrial.

Esta situación se registró poco después de que los celadores pudieran advertir un incidente cerca de la celda 17, sin embargo, no hubo intervención porque los mismos presos se tranquilizaron.

Según la confirmación del director de la unidad, Néstor Ibáñez, “el personal vio que el interno caminaba con dificultad y allí se pudo determinar que tenía dos heridas punzantes en el pecho”.

Tres: Los crímenes en los que estuvo involucrado el peligroso delincuente de la Comarca.

Inmediatamente el personal trasladó a Ramos a la enfermería de la Unidad, mientras que el resto de los internos fue encerrado en sus respectivas celdas hasta clarificar lo sucedido.

La médica que revisó a Ramos detectó que tenía “dos heridas punzo-cortantes, una en zona del pecho, sobre la tetilla izquierda, y otra en su axila izquierda”, según especifica el informe interno.

Inmediatamente lo derivaron al hospital Castro Rendón para realizarle estudios de mayor complejidad. Por la gravedad de las heridas, fue internado, pero se encuentra fuera de peligro.

Requisa

Poco después, el personal penitenciario y policías de la Comisaría 20ª realizaron una minuciosa requisa para tratar de encontrar las armas caseras utilizadas.

En un sector del pabellón fueron encontradas cuatro púas realizadas con un fierro con punta y otras con hojas de sierra. Además, un palo de escoba largo con un fierro en la punta.

Según los trascendidos, la pelea fue por el dominio en el pabellón de máxima seguridad. “Es común este tipo de rivalidad por el liderazgo”, explicó uno de los investigadores, quien reconoció luego que tanto Ramos como el resto de los 13 internos del pabellón se negaron a aportar datos para identificar al agresor.

Ramos fue dado de alta y quedó aislado en el “buzón”.

El sábado atacaron a otro interno

Las peleas entre los presos son habituales dentro de las cárceles. Independientemente del pabellón en el que estén alojados, los códigos de liderazgo se mantienen y están en permanente disputa. El sábado, un interno alojado en el pabellón 7, donde están aquellos próximos a recuperar la libertad, fue herido con una bombilla de mate. Si bien los cortes que presentaba en los brazos y piernas no eran de gravedad, fue atendido en el hospital y regresó a la U11.

Según lo que trascendió, luego de una discusión a los gritos durante el horario de visita, la pelea siguió en una de las celdas. Uno de los internos ingresó con un encendedor y fue directamente a prenderle fuego el colchón. La víctima agarró una bombilla y le produjo varios cortes a su agresor. Desde la cárcel confirmaron que este caso y el de ayer “no tienen ningún tipo de relación”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído