Arrepentirse es aprender

la columna de Bernardo Stamateas. Licenciado en Psicología, sexólogo clínico y escritor (www.stamateas.com.ar)

Un médico estudió sobre de qué cosas se arrepiente la gente, y como resultado surgió que el 75% lo hace de no haber hecho ciertas cosas, mientras que el 25%, por cosas que hizo.
Dentro de las primeras causas de arrepentimiento, se destacaron no haber estudiado, no haber aprovechado una oportunidad importante y no haber pasado tiempo suficiente con amigos y familia. Entre los segundos, la mayoría se arrepintió de haber elegido mal su carrera, de casarse con alguien a quien no amaban o de ser padres en el momento menos oportuno de sus vidas.
Pero ¿qué significa arrepentirse?
Aunque siempre ha sido muy mal entendida, arrepentirse es una palabra extraordinaria: significa cambio de opinión o cambio de dirección.
La persona se dirigía hacia un lado y ahora se arrepintió, literalmente cambió de pensamiento y ahora va en sentido contrario.
Arrepentimiento quiere decir aprender del error. Todos cometemos errores e inmediatamente nos sentimos mal, pero si aprendo algo de ese error, entonces logré cambiar mi conducta, porque aprender trae aumento.
Pero ojo, hay cosas que parecen arrepentimiento, pero en realidad no lo son.
Sentir dolor o tristeza por un error cometido no necesariamente quiere decir que hayamos aprendido.
Confesar algo tampoco es arrepentirse, porque yo puedo confesar y no haber aprendido y no haber cambiado mi conducta, porque arrepentimiento es cambio de mentalidad.
Castigarse tampoco es arrepentimiento. Judas vendió a Jesús y se ahorcó ¿se arrepintió? ¡No! Se castigó.
Arrepentimiento tampoco es reparación, porque uno puede hacer mil regalos y no haber cambiado.
Es importante saber que cada error tiene una ganancia.
No aprender de eso nos lleva a repetirlo una y otra vez. La vida se trata de ensayo y error, porque todos nos equivocamos y nos equivocaremos, pero tenemos que aprender a transformarlo en aprendizaje.
Cuando nos va muy bien tenemos que cuidarnos de no creérnosla, porque cuando uno tiene problemas está más alerta, pero cuando está bien y la vida le sonríe, suele cometer errores por estar "distraído".
¿Qué tenemos que hacer cuando cometemos un error?
Tenemos que hacernos cargo de lo que hicimos y aprender para adelante; porque cuando cometemos nos equivocamos, pero eso cambia nuestro estilo de vida y la conducta. Entonces es cuando realmente crecemos.
Después de todo error viene una victoria grande, podemos caernos, pero siempre vamos a levantarnos y ese aprendizaje va a ser el escalón que nos eleve al próximo nivel.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído