El clima en Neuquén

icon
18° Temp
89% Hum
La Mañana Arroyito

Arroyito, otro oasis del Limay a 45 kilómetros de Neuquén

Las escapadas de verano son cada vez más frecuentes en el contexto de pandemia. Dejar atrás la gran ciudad, está dando nuevas oportunidades a localidades como Arroyito.

Desde que la provincia de Neuquén está vista como un lugar de oportunidades, la capital ha crecido tanto que sus habitantes nos sentimos orgullosos de una tierra que nos pertenece, pero de la que de vez en cuando necesitamos vacaciones. Por eso, son muchos los neuquinos que buscan recrear por fuera de los límites del ejido, y uno de los destinos más naturales para pasar el día o el fin de semana es Arroyito.

¿Y qué hay de este lugar conocido en el mapa como una de las presas compensadoras del Limay?

Te puede interesar...

Para regular los 20 600 hm³ de volumen de agua que ingresan de la represa hidroeléctrica El Chocón, Arroyito se puso en operación en 1983 al costado de la ruta 22 entre los límites de la ciudad de Senillosa y la Villa El Chocón. Una obra que además de constituirse como una fuente laboral, dio una segunda oleada de residentes estables al poblado. Al día de hoy, según estimaciones basadas en el último Censo, el paraje de Arroyito, frente al dique, ronda los 150 habitantes fijos. El mismo cuenta con una histórica escuela –la primaria 267- un emblemático hotel –Posta, que oficia de alojamiento seguro para los viajeros con destinos cordilleranos- y una estación de servicio. Entre calles de tierra y sus servicios básicos satisfechos, sus habitantes se regocijan de vivir alejados de las urbes. Algunos incluso llegaron allí buscando paz y se instalaron.

arroyito4.jpg

Todo lo que hay que saber

Para quienes pueden darse el lujo se cargar el tanque y largarse a la aventura express, siguiendo por ruta 22 unos 45 kilómetros desde el centro en dirección suroeste y girando a la izquierda, se llega a este destino ubicado entre los límites de las provincias de Neuquén y Río Negro. Adentrándose por una bajada entre los murallones de la barda rojiza ya se pueden ver los espejos de agua azul profundo adueñándose de todo el campo visual. Es que si hay algo que tiene nuestra región, es ese talento natural por llevarnos del desierto al oasis.

Aprovechando la cuenca natural del Limay, el complejo Arroyito se compone de un lago artificial llenado por las aguas cristalinas del río, un murallón de hormigón, y del otro lado, en caída libre, un inmenso valle de álamos decorado por los bracitos del río. Una vez que se atraviesa la presa por arriba y cruzando el puesto de gendarmería, estaremos en el partido del Cuy, municipio de Cipolletti, Río Negro.

Sobre ese margen, las posibilidades de instalarse en la costa mirando de frente a la planta de agua pesada es donde más se disfrutará de naturaleza imperante. Siempre con precaución –velocidad muy reducida- y siguiendo la huella natural de los pedregullos, estacionar los autos mirando a la costa no es un problema. Una cuestión a tener en cuenta: no innovar por caminos que deja la lluvia porque correremos el riesgo de encajarnos.

arroyito.jpg

Por lo que se aconseja llevar: bebida fresca, provisiones y, como corolario, una bolsa donde poner nuestros residuos, ya que debemos irnos de allí como si nunca hubiéramos estado.

Lo importante es poder armonizar con un espacio que ofrece condiciones muy agrestes todavía, por lo que los carteles indicativos solicitan a los visitantes que empaticen con las aves del lugar –loros barranqueros, algunos cisnes- y no abusen del volumen de la música. Si es en silencio, es mejor.

Llevar todo lo necesario para la protección solar, ya que sobre la costa del lago no hay sombra y la radiación puede ser muy alta a pesar de la ventisca. No hay lugar de proveduría ni dónde comprar una vez en las orillas; eso hay que preverlo antes de ingresar al complejo o trayendo desde casa. Por lo que se aconseja llevar: bebida fresca, provisiones y, como corolario, una bolsa donde poner nuestros residuos, ya que debemos irnos de allí como si nunca hubiéramos estado.

Para quienes tienen un plus de descanso, se pueden alojar en el camping que está siguiendo por el camino que rodea el lago. Allí, un amable puestero les da la bienvenida por unos pesos para poder pasar el fin de semana.

Y para aquellos que quieren instalarse sobre el otro lado de la presa, donde el Limay ofrece sendas canaletas de agua, lo importante, -obligatorio- es obedecer a la señalética e instalarse en los lugares permitidos; ya que, al tratarse de una compensadora, es común que el ingreso y salida de agua inunde algunos espacios del valle de acuerdo a las necesidades de El Chocón.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

14.778325123153% Me interesa
70.443349753695% Me gusta
3.448275862069% Me da igual
3.9408866995074% Me aburre
7.3891625615764% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario