Asegura que es alérgica al wifi y descansa en una bolsa de dormir especial

Una británica de 70 años dice que su vida es una odisea debido a la radiación electromagnética. Anda por todos lados con un detector portátil.

Rosi Gladwell, de 70 años, cree que la radiación electromagnética emitida por el wifi es la razón por la que se siente débil, sin aliento y con pinchazos y agujas en la cara. Esta mujer de 70 años, de Totnes, Devon, Reino Unido, compró diversos aparatos con la esperanza de que la protejan, incluyendo un detector portátil de radiación.

Rosi, que es autodiagnosticada, sólo descansa bien si se mete en su bolsa de dormir tejida con plata y cobre y se envuelve en una sábana protectora. Ella evita las grandes ciudades y tiene una desintoxicación de TV de dos días cuando sus síntomas se vuelven abrumadores, pero a pesar de los mejores esfuerzos, está profundamente preocupada. “En realidad estoy bastante asustada por el futuro”, afirma.

Te puede interesar...

Actualmente vive en una casa de campo donde no hay frecuencias electromagnéticas que le afecten la salud. “Si instalan el 5G, no sé qué será de mi vida, es aterrador”, dice. Rosi se siente así desde hace seis años, después de haberse sentido mejor 10 minutos después de apagar el wifi y los teléfonos inalámbricos en su casa. Desde entonces, pasó la mayor parte del tiempo con su marido en su casa de Andalucía y lleva allí la bolsa de dormir. “Si voy a un café, trato de sentarme afuera y si salimos a cenar me llevo mi medidor y puedo decidir qué asientos tienen menos radiación y sentarme allí, porque varía mucho en una habitación. Si me expongo demasiado tiempo, tengo que volver a casa y tener dos días con todo apagado y no ver la TV”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído