Aseguran que al joven muerto en Valentina Sur se le disparó su pistolón por accidente

Fuentes policiales explicaron que tenía el arma para defenderse de amenazas.

En medio de la investigación por la muerte del joven Matías Ávila, ocurrida ayer por la mañana en el barrio Valentina Sur, surgen evidencias de que sus heridas fueron consecuencia del disparo accidental de un pistolón adaptado que tenía para defenderse de las amenazas de un grupo de vecinos.

Ayer a las 7:50, el joven ingresó al hospital Bouquet Roldán con una herida en el pecho. Lo llevaron familiares directos en un auto y no dieron mayores datos de lo que había sucedido.

De inmediato se dispuso el traslado del joven en una ambulancia del SIEN al Hospital Regional, donde murió en el quirófano.

Esta mañana el Superintendente de Investigaciones, Daniel Abarzúa, explicó a LU5 que durante la jornada de ayer avanzaron con las pericias para determinar las causas del fallecimiento del joven de 19 años, que apareció muerto en la vereda de la casa de sus tíos.

Abarzúa señaló que "cuando se hizo el allanamiento en la vivienda de la tía se entrevistó al primo, que en medio del interrogatorio se quebró y manifestó que alrededor de las 7.30 Matías Ávila salió de la casa para acompañar a una jovencita hacia la escuela y que al salir de la vereda se habría provocado una lesión con el arma de fuego que portaba".

El joven tenía ese arma en su poder para defenderse de amenazas que había recibido en días anteriores

El comisario admitió que esa versión coincidía con la principal hipótesis que sostenían desde primera hora de la mañana, y que tras esa declaración allanaron la casa de otro pariente de Matías en donde habrían encontrado el arma con la que se disparó. "Se logró determinar que el arma de fuego, que es un pistolón de fabricación casera, estaba allí junto con varios cartuchos", afirmó.

En ese sentido, Abarzúa afirmó que el joven tenía ese arma en su poder "para defenderse de amenazas que había recibido en días anteriores" por parte de otros vecinos.

Además explicó que si bien le tomaron declaración a varios vecinos por lo ocurrido ayer por la mañana, "no hay testigos que afirmen que hayan habido terceras personas en el lugar".

Por otro lado, Abarzúa aseguró que "el mismo Matías le habría dicho a personal del hospital Bouquet Roldán que se disparó a sí mismo".

La autopsia será clave

Ávila murió ayer tras recibir un tiro a quemarropa en el pecho con una escopeta. La Policía y la fiscalía anoche tenían orientada la investigación y será clave la autopsia que se le realizará hoy al cadáver para establecer si fue un crimen o si el joven se disparó manipulando el arma.

De acuerdo con la información relevada por LMN, el disparo lo recibió casi con el caño de la escopeta apoyado en el pecho. Los perdigones se encargaron de hacer un terrible daño internamente: le destrozaron un pulmón, los riñones, el hígado y también le afectaron el corazón.

La situación crítica y la gran pérdida de sangre obligaron a utilizar más de una decena de unidades de transfusión, pero no se logró estabilizarlo y tras una larga agonía falleció a las 13:40, según confirmó el comisario Jorge Riffo del departamento de Delitos.

En la sala de espera de terapia intensiva la noticia de la muerte de Matías fue fulminante, su madre, la tía, la abuela y el resto de los familiares se fundieron en lágrimas.

Desde que trascendió el episodio, los pesquisas de Delitos junto a Criminalística iniciaron la investigación pero no recibieron plena colaboración de la familiar hasta después de conocerse la muerte.

LEÉ MÁS

Murió el joven que fue baleado en un camino rural de Valentina Sur

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído