Ataques y atentados mortales reavivan la violencia en Siria

Damasco.- Al menos cinco personas murieron ayer al explotar un coche bomba en un puesto de control del Ejército sirio a la entrada de la localidad de al-Diabiyeh, en la periferia sur de Damasco, y cuatro más fallecieron por ataques con misiles en cercanías de Alepo.

Fuentes policiales de los alrededores de Damasco indicaron a la agencia oficial siria SANA que hubo cinco muertos y 20 heridos.

Según informó el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), cuya sede se encuentra en Londres pero cuenta con una amplia red de informantes en todo Siria, el atentado tuvo lugar en el distrito de Sayyida Zeinaba y se cobró seis vidas.

En el lugar se encuentra un importante santuario chiita defendido por milicias proiraníes.
Casi 200 personas, entre ellas más de 100 civiles, murieron en enero y febrero en atentados con bombas en Sayyida Zeinaba, reivindicados por la organización yihadista Estado Islámico (EI), recordó además el OSDH.

En tanto, en Alepo murieron cuatro personas (entre ellas 3 niños) y 43 fueron heridas por un ataque que las autoridades policiales sirias atribuyeron a una ruptura de tregua por parte del Frente al-Nusra y organizaciones yihadistas relacionadas. La agencia oficial siria resalta que se trata de una ruptura del acuerdo de cese del fuego y recuerda que en los ataques en la zona de Alepo de las últimas 48 horas murieron diez personas, la mayoría mujeres y niños.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído