Atentos con los bicichorros

Es una nueva modalidad para escapar con facilidad entre los autos.

Neuquén.- Una nueva modalidad delictiva acecha distintas zonas de la capital provincial. Desde hace unas semanas, los robos de los bicichorros se hicieron frecuentes, aprovechando la agilidad con la que los delincuentes pueden huir en medio del caos del tránsito.

Los robos registrados no responden a una misma modalidad, aunque tienen en común que los ladrones son jóvenes, andan en bicicleta y huyen con rapidez. En algunos casos se trató de arrebatos; en otros, amenazaron a las víctimas en la calle y les sacaron el celular o la billetera; y en una tercera maniobra, ingresaron a las viviendas y dejaron de campana a un cómplice.

Esto último fue lo que ocurrió en el barrio Cumelén, donde tres adolescentes ingresaron a robar a una casa mientras la propietaria no estaba. Cargaron artículos de electrónica y, con el botín a cuestas, huyeron en sus bicicletas.

Los vecinos alcanzaron a ver lo que sucedía y llamaron a la Policía, aunque no lograron detenerlos. El robo ocurrió durante la siesta.

"A mí me llamó una vecina que vio llegar el móvil policial a mi casa. Yo tenía que buscar a mi hijo de la escuela, así que le avisé a mi novio que fuera él", relató una mujer damnificada.

Los robos no siguen un patrón, aunque tienen en común que son jóvenes y andan en bicicleta. Hubo casos de arrebatos y de ingresos a casas.

De acuerdo con la información obtenida por LM Neuquén, los delincuentes eran menores de edad quienes saltaron la reja de la casa e ingresaron por la puerta trasera.

"Tengo rejas y doble cerradura en la puerta que da al frente. Se ve que no pudieron entrar por ahí, entonces subieron por los techos y entraron por atrás, mientras los tres perros que tengo les ladraban. Y los deben haber espantado con un palo que estaba ahí, a mano", agregó.

Huyeron con una notebook, un celular y herramientas.

"Para salir, volvieron a trepar al techo y a saltar la reja. Fue ahí que los vio un vecino y llamó a la Policía. Él me dijo a los pocos días que los había visto irse con las bolsas en bicicleta en diferentes sentidos. También me dijo que otro hombre que pasaba los persiguió en auto, pero los perdió cuando se dispersaron", concluyó la joven.

Otra mujer fue víctima de los bicichorros mientras esperaba el colectivo en el centro. Allí la interceptó un joven y le robó el celular. "Lo vi que venía en bicicleta por la vereda y cuando lo tuve al lado, me amenazó", contó.

Robos de todo tipo en Neuquén


Patachorros
Fueron muy comunes hace varios meses. Los blancos elegidos han sido comercios del centro de la capital y viviendas. Los delincuentes patean con precisión las puertas hasta que se rompen las cerraduras. No importa si tienen alarma, porque actúan con rapidez.

Motochorros
En su gran mayoría son arrebatadores que van de a dos en motos de 110 cc o 150 cc, con las que pueden escapar rápidamente tras el ataque. En la mayoría de los casos, usan cascos para que no los puedan reconocer.

Botechorros
Es una modalidad que tuvo varios casos en Neuquén. Los ladrones llegaban a los barrios privados ribereños en canoas y se apropiaban de lo que había en las viviendas. Y huían por el río.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído