Aún son 20 mil los vecinos que viven en asentamientos

El Municipio y el gobierno provincial intentarán buscar una solución para legalizar las tierras y llevar los servicios básicos en el mediano plazo.

NEUQUÉN
En el oeste de la ciudad hay unas 7 mil familias que aún viven en tomas, y tanto el Municipio como el gobierno provincial ya pusieron la mira en regularizarlas.

El dato surge de una estimación que hace la dirección de Regularización de Asentamientos Urbanos del IPVU, a cargo de Horacio Baldo.

"Hay aproximadamente unos 60 asentamientos distribuidos entre tierras provinciales y municipales. Se ha conformado una unidad de gestión entre los dos estados para arribar a las distintas soluciones, pero lleva tiempo", señaló.

Dijo que se está haciendo un trabajo "intenso" porque existe una "decisión firme de parte del gobernador (Omar Gutiérrez) de trabajar en todos los sectores donde haya situaciones irregulares para ver si podemos lograr una regularización definitiva y así empezar a gestionar los servicios básicos".

Estimó que en las tomas viven unas 7 mil familias, es decir, unas 20 mil personas. De acuerdo con los estudios de impacto ambiental, algunas deberían ser reubicadas por estar sobre cañadones, calles o sobre la línea municipal.

Hace menos de un mes, la secretaria de Desarrollo Humano del municipio, Yenny Fonfach, anunció que el gobierno nacional se comprometió a evaluar proyectos para regularizar asentamientos emplazados en la capital neuquina, tras una reunión con referentes de la administración de Macri.

Desde el municipio señalaron que se trata de unos 26 asentamientos emplazados en tierra fiscal de la comuna y que comprende a unas 7500 familias. Es decir, menos que los datos provinciales.

La muerte de un joven desató una solución

NEUQUÉN
Luego de la muerte del joven electrocutado por una conexión clandestina en el barrio San Lorenzo, los vecinalistas y CALF se reunieron para dar una solución.

En una reunión con los familiares de la víctima -en la que se trazaron algunas propuestas de trabajo entre la empresa eléctrica, el IPVU y la Municipalidad- se evaluó la posibilidad de colocar un medidor comunitario para la zona de Loteo Social, de forma temporal, hasta tanto se regularicen los papeles de las tierras. Así lo aseguró Verónica Yánez, presidenta de la comisión vecinal de ese sector de la ciudad.

"Para la colocación del medidor se necesita la aprobación del Municipio, que en la reunión no asumió el compromiso porque la persona que estaba no era del área correspondiente, mandaron a cualquiera", contó la vecinalista.

Se estipuló otra reunión para el jueves próximo en la que los vecinos esperan que se pacten los plazos de colocación del medidor y de conexión del servicio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído