Aunque usted no lo crea

El gobierno de Mauricio Macri no sólo dio por terminada la corrida cambiaria, sino que está convencido de que el dólar no va a subir más hasta fines del año que viene. La información no surge de declaraciones expuestas a las apuradas ni sacadas de contexto, sino de los datos que componen la columna vertebral del proyecto de Presupuesto 2019.

La pauta presentada por el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, se diseñó teniendo en cuenta un dólar que estará quieto en torno a 40,10 pesos por unidad, es decir, 10 centavos más barato de lo que cotizaba para la venta al cierre de la rueda cambiaria de ayer. El desempeño sin variaciones del tipo de cambio se producirá a la par de una inflación del 23 por ciento, según el proyecto oficial. Aunque usted no lo crea. Y la confianza en las previsiones oficiales están tan dañadas como la distancia entre ellas y la realidad. Este año, la inflación no debía superar el 15 por ciento si se cumplía el cálculo explicitado en el presupuesto, que fue más alto que el 10 por ciento que puso como meta el Banco Central a esta altura del año pasado.

Te puede interesar...

El objetivo central del presupuesto expuesto por el Gobierno es bajar el déficit fiscal primario, que no considera los fondos destinados al pago de la deuda. Precisamente, esa cuenta creció hasta el segundo lugar entre los gastos del Gobierno, después de la que contiene los fondos para la seguridad social. Así, en la actualidad son una carga más pesada los vencimientos de deuda que los subsidios para compensar el déficit energético. Con la cantidad de imponderables que se ciernen sobre la economía nacional y la inestabilidad de los mercados en todo el mundo, el presupuesto sólo es un deseo.

El Gobierno consideró que el dólar no aumentará en 2019 y que la inflación será del 23%. Hay motivos para la duda.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído