LMNeuquen Columna de Opinión

Boca desunido será vencido

La campaña sucia muestra por qué en los últimos años no logra hacerse fuerte. Se debilita solo.

En un país donde no existen los grises y todo debe ser blanco o negro por una ley nunca escrita pero que casi todos ponen históricamente en práctica, las divisiones hacen estragos. La grieta que tanto daño le causó a nuestra nación en los últimos años, también en formato club está destruyendo ahora a Boca. “Si entre ellos se pelean, los devoran los de afuera”, reza el Martín Fierro. Y en estos días de traiciones, acusaciones, campañas de desprestigio entre los diferentes sectores de la política xeneize, queda claro por qué el acaso club con más hinchas de la Argentina (de mínima uno de los dos más populares) muestra esa imagen de vulnerabilidad hacia afuera, lo que desde hace años se traslada al campo de juego.

Se explican un poco más así las recurrentes derrotas con River, eterno rival en el que reina la paz institucional, seguramente ayudado por los resultados pero también por una vida política menos sangrienta, por un oficialismo más diplomático y por una oposición más responsable, cada uno en el rol que le corresponde.

Te puede interesar...

La campaña es muy sucia. Se ha salpicado a ídolos y a dirigentes fallecidos, se ha denigrado al entrenador (Gustavo Alfaro). Boca se desgasta y se debilita a sí mismo. Como si en el fondo no fueran todos del mismo equipo, la campaña está marcada por las agresiones, muchas de ellas infundadas, las miserias, la hipocresía, el espíritu ventajero... Se tiran con todo cada día, se sacan los ojos por un poco de poder. Lamentablemente, un gigante argentino es usado por quienes intentan sacar tajada en el país del “vale todo”. Boca, desunido, siempre será vencido. Ni el oficialismo ni la oposición aprendieron la lección.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario