Borracho esquivó un control de tránsito y chocó contra un poste

Fue durante un control en calle Olascoaga. El joven conductor fue atendido por personal médico.

No es de extrañar que cada fin de semana se detecten gran cantidad de conductores con exceso de alcohol en sangre, y este no fue la excepción. Un hombre intentó esquivar un control de tránsito y chocó contra un poste de telefonía, mientras que otro cruzó un semáforo en rojo e impactó contra una camioneta, lo que hizo que su hijo de dos años se golpeara la cabeza.

Alrededor de las 4.30 del domingo, una agente de tránsito le hizo señas a un conductor para que aminore la marcha y se detenga en el control de rutina de calle Olascoaga y Purmamarca. El hombre amagó con frenar, pero le pasó por al lado a la inspectora municipal y se escapó a gran velocidad.

"Dio la vuelta por calle Aconcagua y terminó contra un poste de telefonía o cable", contó Churrarín sobre un joven que circulaba a alta velocidad en un reanult Fluence negro. El funcionario municipal detalló que ellos se enteraron del accidente por la Policía y acudieron al lugar, pensando que había chocado contra otro vehículo.

Al constatar que había impactado contra un poste, personal médico atendió al conductor y una mujer, que viajaba en el asiento del acompañante, por los golpes recibidos. "No pudimos hacerle las pruebas nosotros, porque lo atendió gente del SIEN y se lo llevaron al hospital", dijo Churrarín, aunque algunos personas dijeron que el hombre estaba fuera de sí y debieron calmarlo para poder atenderlo.

"Iba muy fuerte y el vehículo quedó casi destruido", dijo el director de Tránsito y detalló que por los sistemas de seguridad del auto, ninguno de las dos personas sufrió daños importantes. "La joven dijo que los dos venían con el cinturón de seguridad puesto y por el golpe se activaron los airbags", expresó.

Nene herido en un accidente

La madrugada del domingo continúo agitada. En total, tres personas sobrepasaron el límite permitido. El mayor fue uno que dio 2,32 gramos de alcohol en sangre, detalló el director de Tránsito municipal, Facundo Churrarín. En esta caso, el conductor de 35 años circulaba por calle Planas en un Peugeot 206, cruzó en rojo el semáforo de Leguizamón y chocó contra una Ford F100.

En el asiento del acompañante llevaba a su hijo de 2 años, sin la silla obligatoria para transportarlo, quien se golpeó muy fuerte la cabeza contra el torpedo del vehículo y afortunadamente, el pequeño se encuentra fuera de peligro.

Secuestros de vehículos


En total, se secuestraron 31 vehículos durante todo el fin de semana, siendo 28 motos y tres autos. "Una de las motos cuando la estábamos bajando en la Comisaría Segunda apareció el dueño y dijo que era suya y que se la habían robado", comentó Churrarín.

Detalló que los vehículos fueron secuestrados por falta de documentación y de los elementos de seguridad requeridos por la ley, como los espejos retrovisores o el casco reglamentario.

Durante el control de calle Olascoaga, los inspectores de tránsito observaron como un numeroso grupo de unas 50 motos se acercaba hacia ellos, pero al ver los móviles, escaparon hacia otra dirección. "La policía pudo traer a alguno de esos conductores", indicó Churrarín en diálogo con LU5, quien adelantó analizan profundizar los operativos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído