Brasil: un tiburón le comió el antebrazo a un buzo

Ocurrió en la isla Fernando de Noronha. Tuvieron que operarlo.

Río de Janeiro.- Un tiburón le arrancó el antebrazo a un turista cuando buceaba en la paradisíaca isla de Fernando de Noronha, un exclusivo destino en el noreste de Brasil.

El hombre, de 33 años y procedente de Paraná (sur de Brasil), tuvo que ser operado el martes en Recife, la capital del estado de Pernambuco (a 545 km de la isla).

"Está hospitalizado y su condición es estable. Más información sólo se le dará a la familia", dijo a la AFP la oficina de prensa del hospital Restauraçao de Recife.

Es el primer ataque de un tiburón a un ser humano registrado en Fernando de Noronha, dijeron las autoridades.

El ataque a este hombre, cuyo nombre se mantiene en reserva, se reportó en la playa de Baia, en el sudeste del archipiélago y parque natural marino donde abundan las tortugas.

Fernando de Noronha figura en la lista del patrimonio mundial de la Unesco y la llegada de turistas es celosamente regulada por las autoridades brasileñas.

La playa fue cerrada mientras se realizan las investigaciones lideradas por un experto en tiburones y un biólogo, quienes buscarán "identificar la especie responsable", indicó el sitio de noticias G1.
"Cualquier información es importante en este momento", comentó el experto Leonardo Veras a G1.
Ya en la costa de Pernambuco, sobre todo en algunas playas de Recife, los ataques de tiburones son relativamente frecuentes.

60 ataques de tiburones se registraron en las costas de Pernambuco.

Las costas de Pernambuco se encuentran en el noreste de Brasil, justo frente al exclusivo archipiélago de Fernando de Noronha.

Al menos 60 ataques se registraron en Pernambuco entre 1992 y abril de 2015, 24 de ellos mortales, según datos del centro de control de ataques de tiburón (Cemit por sus siglas en portugués).
Fernando de Noronha figura en la lista del patrimonio mundial de la Unesco. Las visitas son controladas y limitadas.

El archipiélago brasileño de Fernando de Noronha es uno de los grandes destinos de buceo en el mundo. La Ilha Grande (única habitada) y las otras 20 islas e islotes despoblados que le rodean emergen solitarios en medio del océano Atlántico, a más de 300 kilómetros de las costas continentales de Sudamérica. Una especie de oasis de vida al que se acercan a comer y criar muchas especies marinas en medio de ese gran desierto azul que es el océano.

Hay cuatro grandes tipos de animales fáciles de avistar en Noronha: tortugas verdes, rayas, delfines y tiburones.

Noronha es también uno de los santuarios del delfín rotador. Todas las mañanas se reúnen varios cientos de ejemplares en la bahía de los Golfinhos para socializar y descansar tras una agitada noche de pesca (un día se llegaron a contar unos 2045 ejemplares juntos). Es fácil verlos jugando con la proa del barco en cada salida, o saltando a poca distancia de la playa en una coreografía que tiene algo de circense.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído