Bronca con Flybondi: pasajeros estuvieron varados 10 horas en el aeropuerto de Neuquén

El personal de la compañía solo apareció a las 21 para habilitar el embarque. También se vieron afectados los vuelos que conectan El Palomar con Córdoba, Mendoza, Bariloche y Santiago de Chile.

Este fin de semana la compañía aérea Flybondi volvió a convertirse en hashtag en las redes sociales con un tsunami de quejas por las largas horas de demora en los vuelos que conectaban Buenos Aires con Córdoba, Mendoza, Bariloche, Santiago de Chile y Neuquén, donde los pasajeros estuvieron varados 10 horas, sin ser atendidos por el personal de la empresa low-cost.

Si bien la alteración del cronograma de vuelos se debió a la neblina matinal del sábado en El Palomar, la actividad en esa estación aérea ya estaba normalizada llegado el mediodía. Sin embargo, los clientes de Flybondi tardaron más de la cuenta en arribar a sus destinos, más allá del inconveniente climático.

Te puede interesar...

En el Palomar, los retrasos enfurecieron a los viajeros que terminaron invadiendo las calles internas del aeropuerto para manifestar su bronca ante la falta de información por partes de la aerolínea.

En tanto, en Neuquén las personas que debían despegar en el vuelo FO53 a las 12:25, lo hicieron recién pasadas las 22, cansados, resignados y malhumorados luego de haber tenido que modificar la planificación de su día, afrontar gastos extras de comida en el aeropuerto, en medio de un clima de incertidumbre ya que el personal de Flybondi brilló por su ausencia durante toda la jornada y sólo apareció por la noche para habilitar el embarque.

“Es una vergüenza. Al principio recibí un mensaje con un aviso de reprogramación para las 18:10 y a las horas me avisaron que el vuelo se pasaba a las 21:10. Son las 22 y aún no salimos. Nos hicieron embarcar sin que aterrizara siquiera el avión que debía llegar por la mañana desde El Palomar”, contó a LMNeuquén, Sandra, quien debía estar en Buenos Aires a primera hora de la tarde para concurrir a un evento familiar.

“No hay un número telefónico donde podamos comunicarnos si tenemos dudas. Dicen que son ‘100 por ciento digitales’, entonces la única vía es por mail y tenés que aguardar horas hasta recibir una respuesta… insatisfactoria porque solo te piden disculpas, pero no proponen ningún tipo de compensación para paliar el mal trago que tenemos que pasar. Más allá de la neblina, es injustificable la tardanza. No tienen aviones ni saben organizarse para evitar que los pasajeros de algunos destinos estén varados tantas horas. El vuelo que fue a Bariloche despegaba después que el nuestro y solo tuvo una hora y media de retraso. Los de Jetsmart salieron también sin tantas demoras”, precisó. “Ni siquiera nos dieron un café con medialunas durante la esperan y luego les da la cara para venderte un snack arriba del avión”, agregó indignada.

“Tuve que reorganizar el día de hoy y el de mañana tanto acá como en Buenos Aires con gastos adicionales por la comida. El personal de Flybondi no respondió en ningún momento, sólo tenía un mail porque el chat de la página de la empresa no funcionaba. Y la respuesta que me dieron no sirvió de nada porque te dicen que uno sabe que puede haber cancelaciones y demoras”, contó Gerardo quien viajó por un concurso de residencia médica.

“Es una falta de respeto que un vuelo de las 12 se pase a las 18, luego a las 21:20 y que ni siquiera eso porque a esa hora te hacen embarcar sin tener certeza de cuando llega y sale el avión. Hay gente con niños parada o sentada donde puede, no habilitan siquiera una sala donde puedas sentarte y estar más cómodo”, añadió el hombre. “No volvería a viajar con Flybondi más allá de los precios económicos. Preferiría pagar una diferencia para no volver a tener esta mala experiencia”, aseguró.

Caos en Mendoza

En Mendoza un vuelo que tenía previsto partir a las 8:25 fue reprogramado primero para las 10:20, luego a las 14 y más tarde a las 15:30. No obstante, terminó arribando a destino recién a las 18:13.

Una nota del portal mendocino MDZ recoge testimonios de pasajeros enojados por la falta de información por parte de la compañía.

"Queríamos una respuesta y nadie aparecía. Por eso comenzamos a aplaudir y vinieron los de seguridad con alguien de la empresa. Allí nos dijeron que supuestamente a las 14 salía el vuelo", dijo Roberta, una de las pasajeras afectadas. “Nos dicen una cosa y después otra. Pedimos los voucher de alimento pero nos dijeron que por condiciones climatológicas no nos tienen que dar nada”, agregó.

Embed
Embed
Embed
Embed
Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído