Buscan que la Ruta 22 y la 7 no sean trampas mortales

Piden que terminen los trabajos pendientes para evitar tragedias.

Neuquén.- Las obras viales de los accesos a Neuquén desde la Ruta Nacional 22, en el tramo Arroyito-Plottier, y desde la Autovía Norte, en la intersección con la Ruta 7, se encuentran completamente paralizadas, en estado de abandono y, de a poco, se están transformando en virtuales trampas mortales para los miles de automovilistas que transitan diariamente por esas zonas.

En el caso de la Ruta 22, no hay movimiento de máquinas desde enero en las obras de ampliación de trochas, y los automovilistas tienen que circular esquivando los tambores que la empresa constructora dejó en la cinta asfáltica.

En el empalme de la Autovía Norte con la Ruta 7 y el acceso al tercer puente, inaugurado a las apuradas por el presidente Mauricio Macri el año pasado, está pendiente la ejecución de un rulo que ordene y facilite la circulación. Hasta tanto eso no suceda, es probable que los accidentes por los constantes giros en U que realizan conductores imprudentes se sigan repitiendo.

Las obras en el tramo de la Ruta 22 entre Plottier y Arroyito empezaron hace cinco años, pero desde enero permanecen paralizadas.

Las vialidades, en silencio

Sobre el tema hay un silencio de radio. Vialidad Nacional no sabe o no contesta, y otro tanto sucede con Vialidad Provincial. A causa de tanto silencio, los diputados provinciales de la comisión de Transporte tomaron la iniciativa de intentar apurar las obras, o al menos que se precise cuándo y cómo se harán los trabajos. Pero a ellos tampoco les atienden el teléfono.

Según informó la comisión de Transporte de la Legislatura, en Neuquén existen aproximadamente mil kilómetros de rutas de jurisdicción nacional. Y observaron que los tramos que permiten salir o entrar a la capital son sólo una parte del problema.

El legislador Raúl Podestá (Frente Grande) dijo que “el último accidente sobre la Ruta 22 que les costó la vida a dos jóvenes policías de Zapala es una muestra de la gravedad del problema, sobre el que no quieren dar respuestas”.

Semanalmente, las crónicas de este diario dan cuenta de accidentes viales, unos más graves que otros, en proximidades del empalme de la Autovía Norte con la Ruta 7, tanto por la falta de las obras necesarias como por la deficiente señalización e iluminación de las áreas. La situación amerita atención.

En Vialidad nadie les atiende los teléfonos

Las autoridades del distrito 12 de Vialidad Nacional, hasta fines del año pasado, tenían las líneas abiertas con la Legislatura. Ahora las cerraron.

Por esa razón, la semana pasada, la Cámara reiteró un pedido de audiencia al titular del organismo a nivel nacional, Javier Iguacel, porque este funcionario también les bloqueó los teléfonos. Y creen que la difusión del pedido de reunión, al hacerse público, puede abrir las puertas que permanecen cerradas.

También el responsable de Vialidad Provincial, Nelson Damiani, hace silencio de radio con los diputados. Fue citado a una reunión de comisión, pero se excusó de ir. Ahora tampoco atiende los teléfonos, según confirmaron a este diario los diputados Podestá y Alejando Vidal (UCR).

Ambos legisladores dijeron que si bien es necesario remediar el abandono de las obras en las rutas 22 y 7, hay otros trazados viales en el interior de la provincia que requieren de una solución urgente por parte de las autoridades.

La multitrocha Plottier-Arroyito
La multitrocha Plottier-Arroyito
La multitrocha Plottier-Arroyito

multitrocha arroyito-plottier

El estado de las rutas es una demanda urgente. Alfredo Enrique. enriquea@lmneuquen.com.ar

Neuquén hace grandes esfuerzos por mostrarse como la solución al autoabastecimiento energético con Vaca Muerta y por promocionar los destinos cordilleranos como los sitios más bellos de la geografía argentina.

Sin embargo, la infraestructura no alcanza y ese déficit no contribuye a conseguir los objetivos.

El ajuste suele mostrar su cara menos clemente y, casi siempre, desnuda las contradicciones de los políticos cuando tienen que mandar los tijeretazos.

La crisis desconoce las prioridades de las economías regionales como la de Neuquén, un distrito casi insignificante en cantidad de votos.

La grave situación en la que se encuentran las rutas amerita un esfuerzo grande de los políticos, cada vez más acostumbrados a ver la realidad a bordo de un helicóptero.

Si Neuquén quiere ir por su destino de grandeza y prosperidad tendrá que replantear sus prioridades, empezando por las demandas más urgentes, como las rutas. Aunque más no sea para evitar desgracias sin sentido en los automovilistas que diariamente arriesgan sus vidas para circularlas.

LEÉ MÁS

Vialidad mostró cómo será el nuevo trazado de la Ruta 22

Avanzan las obras para la ampliación de la autopista entre Plottier y Arroyito

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído