Cáncer de ovarios: la importancia de informarse a tiempo

En Argentina, cada año se diagnostica a más de 2200 mujeres. Conocer sus síntomas y riesgos es clave.

A la hora de prevenir, es muy común que las mujeres escuchemos estadísticas y recomendaciones respecto del cáncer de mama. Sin embargo, el cáncer de ovario representa el quinto tipo de cáncer más común entre nosotras, según advierte el Instituto Nacional del Cáncer.

Sólo en Argentina, cada año hay más de 2200 casos. Las estadísticas mundiales, por su parte, muestran además que únicamente el 45% de las mujeres con cáncer de ovario tienen probabilidades de sobrevivir cinco años, en comparación con un 89% de las mujeres con cáncer de mama.

El crecimiento de su incidencia es tal, que desde hace tres años, todos los 8 de mayo se celebra su día mundial para concientizar respecto de esta enfermedad.

250.000 mujeres al año Son diagnosticadas con esta enfermedad en todo el mundo.

La fecha surgió como resultado del trabajo mancomunado de varias organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo, entre ellas las argentinas MACMA, ACIAPO y ACILCO.

Este año, la campaña tuvo su punto álgido el último domingo en las redes sociales bajo el lema "Si hubieras sabido en su momento lo que sabés ahora, ¿qué harías distinto?", con la intención de transmitir la importancia de llegar a un diagnóstico temprano.

El cáncer de ovarios es la enfermedad tumoral ginecológica más mortal. Según datos aportados por estas organizaciones, como se diagnostica tarde, en el 70% de los casos el pronóstico para las pacientes empeora notablemente.

Apenas 20 de cada 100 casos se encuentran en una etapa temprana de detección. Es por eso que la concientización sobre la enfermedad y sus síntomas es un aliado fundamental para mejorar el control. En este marco, Marta Artigas, presidenta de la Fundación de Atención Comunitaria Integral al Paciente Oncológico (ACIAPO), enfatizó en que "el cáncer de ovario tiene posibilidades de cura en cuanto estemos alertas a los síntomas, que a veces son difusos y se confunden con otras patologías, restándole importancia. Es importante estar alerta y consultar periódicamente al especialista".

El problema de subdiagnóstico Al confundirse sus síntomas con los de otras patologías, se llega tarde.

Por su parte, Isabel Geraige, responsable de Comunicación del Movimiento Ayuda Cáncer de Mama (MACMA), agregó que "una mujer informada puede llegar antes al diagnóstico, y la mejor manera de generar conciencia es siendo parte de este tipo de iniciativas".

El cáncer de ovario se caracteriza por la dificultad en el reconocimiento de los principales síntomas y por el diagnóstico tardío.

Si bien no existe aún un test adecuado para detectar su presencia, tal como se logró en otras enfermedades, los resultados publicados recientemente por una ambiciosa investigación en el Reino Unido muestran que es posible predecir el riesgo de cáncer mediante la fluctuación de los niveles de una proteína en sangre, la CA 125.

¿Qué situaciones pueden hacernos vulnerables?

Factores que pueden suponer riesgo: la edad, el sobrepeso, hábitos alimentarios, la historia familiar, genética y factores adicionales como no haber tenido hijos, haber tomado pastillas anticonceptivas, inicios de períodos menstruales a corta edad o llegada de la menopausia en una edad más avanzada que el promedio, como así también haber tenido endometriosis.

Algunos indicios para consultar

La frecuencia y la combinación permiten al profesional detectar si puede tratarse o no de un cáncer de ovario:
-Mayor tamaño abdominal y distensión persistente.
-Dificultad para comer y sensación de sentirse llena rápidamente.
-Dolor abdominal o pélvico.
-Necesidad de orinar con urgencia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído