Chascomús podría quebrar porque nunca se pagó una rifa escolar

Así lo dictaminó la Corte Suprema de Justicia. Es por un campo que hace 20 años ganaron dos mujeres y nunca se les fue entregado.

Lo que parecía una inocente rifa escolar se convirtió para Chascomús en la causa de su posible crisis financiera. La Corte Suprema ordenó el pago de $100 millones y el intendente Javier Gastón afirma que, si se paga ese monto, la ciudad estará en quiebra. Ese monto representaría el 22% del presupuesto anual que recibe, que es de $440 millones, y el 80% está destinado a los salarios.

Todo comenzó en 1995 cuando Sonia Della Vedova de Godoy y Clorinda del Carmen Gallegos de Sandoni. se hicieron acreedoras de un campo de 327 hectáreas que ganaron a través de una rifa organizada por tres escuelas rurales para recaudar fondos para sus cooperadoras.

El terreno, valuado ahora en 4,5 millones de dólares, no tenía escritura sino que era un boleto de compra venta, y nunca fue entregado a las ganadoras. Por el contrario, fue a remate judicial y ahora tiene un nuevo dueño e incluso está ubicado en el distrito de Lezama, que hace cuatro años se dividió de Chascomús.

En 1998 las mujeres decidieron ir a la Justicia y denunciaron a las cooperadoras, a la Provincia de Buenos Aires y a la empresa dueña del campo. En un primer momento, todos fueron condenados a reparar a las mujeres, pero desde la empresa se responsabilizó al municipio. La realización del sorteo había sido aprobada por el Concejo Deliberante y autorizada por el Municipio.

A pesar de que la gestión municipal anterior presentó, en noviembre de 2014, un recurso extraordinario, la Corte Suprema lo desestimó y, a fines de marzo, ratificó la condena y lo penó con el pago de $100 millones por daños y perjuicios y lucro cesante.

Ahora, el municipio pretende continuar no sólo por vía judicial sino política. La primera consiste en un juicio para determinar exactamente el monto de la deuda, ya que el monto de $100 millones se determinaron en 2015 y ahora podría ser aún mayor. La vía política consistirá en una negociación con la parte afectada, que ahora sólo será Clorinda, ya que Sonia falleció hace dos meses. El intendente también tiene previsto reunirse con la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, para evaluar una solución.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído