LMNeuquen

Comienzan las jornadas escultóricas de mujeres

En el Parque Rosauer de Cipolletti se inaugurará hoy un Simposio Internacional.

El encuentro finalizará el 3 de mayo. El público podrá concurrir al lugar y ver la realización de las obras paso a paso.

Cipolletti > El tercer Simposio Internacional de Esculturas, organizado por la Dirección General de Cultura de la Municipalidad, quedará inaugurado a las doce en el Parque Rosauer de la ciudad de Cipolletti. Para esta oportunidad fueron convocadas escultoras en homenaje a todas las mujeres. El  material previsto para el simposio son el travertino y también el hierro lo cual permitirá conocer otro proceso y técnica en la realización escultórica. El público podrá concurrir al parque y ver a las escultoras realizar las obras hasta el 3 de mayo.
El Simposio se transformó en una convocatoria muy importante  para los escultores de todo el mundo, dada la repercusión que tuvo este nuevo llamado. Sobre un total de sesenta inscripciones de distintos países (Argentina, Chile, México, Italia, Rusia, Canadá, Turquía, Estados Unidos, Bulgaria, Reino Unido, Suecia, Maruecos, Alemania, Japón, España, Francia y Polonia), la comuna seleccionó a 12 artistas, por el interés que generaron sus proyectos.
Fueron seleccionadas cinco escultoras argentinas, Nadia Guthmann, Adriana Badii, Rosa del Valle Cabral, María Gabriela Mastronardi, Julia Farjat. Las representantes de otros países serán Griselda López Paredes (Chile), Songul Telek y Canan Sönmezdag (Turquía), Carolina Ramersdorfer (Estados Unidos), Pascale Archambault (Canadá), Beatriz Carbonell Ferrer (España) y Tanya Preminger (Israel).

Tradición
Como en anteriores ediciones, empresas, instituciones y familias cipoleñas colaboraron para llevar a cabo este proyecto y hacer participar a los jóvenes dentro de un marco cultural, social y educativo.
El Primer Encuentro Nacional de Escultores comenzó para dar respuesta a la comunidad cuando se secaron los árboles del Parque Juan Erich Rosauer, Surgió el proyecto de recuperar la madera realizando con ella esculturas. La Municipalidad llamó a concurso para que participaran escultores y fue así que se logró de esta manera resignificar esos históricos árboles a través de la obra de los artistas para que quedaran en el lugar.
Al año siguiente un vecino, Néstor Alessandrini, donó piezas de travertino de su cantera para transformarlas en esculturas, hoy ubicadas en distintos lugares de la ciudad, convirtiendo así a Cipolleti en un museo al aire libre.

Lo más leído