¿Cómo deben viajar los perros en auto?

Desde Seguridad Vial aconsejan llevarlos sujetos con arneses o en jaulas, y en el asiento trasero.

Una investigación realizada por el observatorio vial de la cámara que nuclea a los productores de software vial en Argentina (CECAITRA) reveló que 3 de cada 10 personas no saben cuál es la manera correcta de llevar a las mascotas en el auto, e incluso un 10% cree erróneamente que llevar a perros o gatos en el auto está prohibido.

A pesar de que no existe una conciencia colectiva o información sobre esta temática, según CECAITRA el peligro radica en el potencial peso que puede tener durante un accidente, ya que en un choque a 100 kilómetros por hora, un perro de 20 kilos multiplica su peso por 30 y puede golpear un objeto o a una persona como si pesara 600 kilos, transformándose en un proyectil. Si bien la legislación nacional de tránsito no reglamenta el traslado de las mascotas, prohíbe transportar cualquier carga o elemento que perturbe la visibilidad, afecte peligrosamente las condiciones aerodinámicas del vehículo, oculte luces o indicadores o sobresalga de los límites permitidos. Es decir que los animales jamás deben ir en la parte trasera exterior del rodado. En Buenos Aires, la Ley 2.148 los obliga a ir en el la parte de atrás y atados.

En tanto, la Agencia Nacional de Seguridad Vial aconseja llevar a las mascotas sujetas con arneses, en jaulas o caniles y en el asiento trasero. Esto es para que no molesten al conductor y no sean un elemento de peligro en el interior del auto. Durante los viajes en ruta es importante saber que las mascotas también necesitan un descanso cada dos horas, situación en la que deberán poder moverse con libertad y descargar energía por unos minutos para luego seguir camino. Desde CECAITRA expresaron que “todo lo que suceda dentro del vehículo es de exclusiva responsabilidad de los conductores. Las buenas prácticas generan un viaje seguro”.

Viajes largos: cada dos horas el perro debe poder moverse con libertad y descargar energía.

Que el viaje sea placentero. Por Sergio Gómez (veterinario)

Cuando nos proponemos llevar a nuestra mascota de viaje en el auto, lo principal que tenés que hacer es ver si soporta estar arriba de un vehículo, ya que muchas tienen fobia a subirse. Si comienza a babear mucho y contrae los músculos, esto produce un estrés que es muy peligroso para ellos y para el resto de los ocupantes del auto. Para casos como estos hay unas gotas que ayudarán a que el viaje sea más placentero. Y si nuestras mascotas ya están acostumbradas a viajar, al perro hay que colocarle un cinturón de seguridad especialmente para él, y si es un gato, llevarlo en un bolso transportador con ventilación y oscuro.

Si tenés una camioneta y llevás al perro en la caja, tenés que tomar la precaución de que esté atado atendiendo un par de detalles: cuerda floja para que pueda acostarse y no demasiado larga para evitar que salte y quede colgado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído