Cómo hacemos para conservar mejor algunos alimentos

Las frutas y las verduras tienen procesos químicos propios que afectan su duración.

Londres
Todos hemos comprobado alguna vez que una mandarina podrida puede estropear la frutera completa. Esto se debe a que las frutas y las verduras atraviesan determinados procesos químicos que afectan a otros. Para poder conservar mejor los alimentos, es importante conocer algunos datos.

Hay alimentos que durante su proceso de maduración liberan etileno, un gas inodoro e incoloro que, en otros alimentos, provoca un deterioro rápido. Esto hace que todas las frutas en un mismo recipiente terminen podridas.

2 años La piel de una banana tarda poco más de 700 días en biodegradarse.

Las manzanas, las bananas, la palta, las peras, los duraznos, las cebollas y los tomates son de los que generan este gas en cantidad. Y entre los alimentos sensibles a él se incluyen la lechuga, las zanahorias, la sandía y el kiwi.

Lo mismo sucede si dejamos las verduras envueltas en nylon: el etileno encerrado hará que maduren con más rapidez.

La humedad es otro factor determinante. Mientras hay algunos alimentos que la conservan mejor, hay otros que se secan rápidamente, por eso agruparlos según su capacidad de preservar el agua es un truco sencillo y muy útil. Envolver el apio o el brócoli en aluminio los ayudará a conservar su humedad, al igual que con un repasador húmedo podemos conservar mejor zanahorias y pepinos.

El moho es otro factor a tener en cuenta, no sólo porque deteriora los alimentos, sino porque además puede ser tóxico. Para retrasar la aparición de algún hongo, expertos recomiendan pasar las frutas por una sartén antes de almacenarlas.

La oxidación, aunque no es peligrosa, sí le quita el aspecto fresco las frutas. El truco es ponerles unas gotitas de limón.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído