Cómo prevenir el estrés de la pirotecnia en los animales

Perros y gatos pueden sufrir estrés traumático con los explosiones.

Se acercan las fiestas de fin de año y se incrementan las posibilidades de que las mascotas sufran ataques producto de la pirotecnia. Mirá estas recomendaciones para que tu perro o gato no sufra hoy un “estrés traumático” causado por los estruendos.

Los oídos de los animales son muy diferentes al de los humanos, ya que pueden captar ruidos minúsculos y a larga distancia. Por esto, los estruendos producidos por la pirotecnia ruidosa los afecta gravemente y puede provocarle daños y desestabilidad emocional. Los especialistas afirman que 1 de cada 5 mascotas que se pierden durante las fiestas de fin de años, está vinculada a los petardos.

Te puede interesar...

Los animales captan los estruendos de forma muchos más alta que los humanos, e interpretan este ruido como un peligro, produciéndoles un cuadro de estrés traumático. Esto está vinculado a la sensibilidad que tienen los animales de percibir ultrasonidos, niveles auditivos que son imperceptibles en las personas. Por ejemplo, un avión Jet causa ruidos de alrededor de los 100 decibeles, el disparo de un arma de fuego 140, y la explosión de un petardo pueden superar los 150.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Los animales dan aviso a los humanos de que están sufriendo un ataque de estrés traumático, y es muy fácil poder detectarlo.

En el caso de los perros y los gatos se puede observan salivación anormal, vómitos, temblores y diarrea. Pero, además, hay muchos más síntomas que son imperceptibles para los dueños y que afectan aún más la salud de los animales, como el incremento del ritmo cardíaco, aumento de las hormonas del estrés y descarga de adrenalina. Todo esto provoca la activación de los mecanismos de defensa y huida.

¿Qué puede provocar?

La explosión de la pirotecnia puede provocar en los animales heridas múltiples, extravíos, traumatismos y fobias a los estruendos.

Recomendaciones

Para que los animales no padezcan problemas durante las fiestas, se los debe acomodar en un lugar seguro, tranquilo y cómodo. Se recomiendan ambientes pequeños, proveerlos el colchón para dormir, retirar objetos y mobiliarios, y dejarle una prenda del propietario. También se recomienda un aislamiento acústico, cerrando puertas y ventanas, y colocándoles tapones de algodón en los oídos. Además, es indispensable prestar atención al bienestar físico, con abundante agua y ayuno de 8 horas de alimentos sólidos.

Infaltable, sobre todo para los que tienen perros: implementar un collar con los daos de contactos en el caso de que se produzca un extravío y no sedarlos sin una prescripción médica.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído