Cómo se trata la lesión del "manguito rotador"

Provoca un agudo dolor en el hombro. ¿A quiénes afecta más?

Un dolor en el hombro que habitualmente aqueja durante la noche no debe dejarse pasar. Podría ser síntoma de la rutpura del “manguito rotador”, una lesión que afecta principalmente a trabajadores vinculados a la construcción y a deportistas. “Se conoce como ‘manguito rotador’ a un grupo de tendones y músculos, con distintas funciones específicas, ubicados en el hombro. La lesión puede presentarse en forma de inflamaciones, rupturas parciales y/o totales, agudas o crónicas”, precisa el médico traumatólogo Carlos Lupotti, especialista en cirugía de hombro, codo, muñeca y mano, que responde las seis preguntas más frecuentes.

Te puede interesar...

Deportistas (tenistas y jugadores de básquet) y trabajadores (albañiles y pintores) son los afectados.

1-¿Por qué se produce?

Las causas más comunes son de origen traumático (caídas, sobrecargas, malos esfuerzos con peso) o microtraumático, por sumatoria de esfuerzos. La lesión puede presentarse en forma de inflamaciones,rupturas parciales y/o totales, agudas o crónicas.

2-¿A quiénes afecta?

Por lo general, se da a partir de los 40 años. Las personas que realizan actividades deportivas o laborales, obligadas a hacer movimientos repetitivos que involucren elevar el miembro superior por encima de la cabeza, son más propensas a padecerlo. Por ejemplo, tenistas, jugadores de básquet y handball, pintores y albañiles, entre otros.

3-¿Cuáles son las alertas?

Entre los síntomas, sobresalen el dolor (permanente o no) y que aumenta durante la noche, la limitación o pérdida de movimiento ante alguna maniobra básica como por ejemplo podar jardines, colgar ropa o guardar un bolso en un compartimento de altura.

4-¿Cómo se diagnostica?

Mediante un exhaustivo examen físico, con maniobras específicas para cada uno de los tendones que lo componen. La resonancia magnética es el estudio indicado para clarificar el tipo de lesión y determinar el tratamiento.

5-¿Cómo se trata?

La edad del paciente, las actividades de la vida diaria, el cuadro clínico y el grado de la lesión existente son fundamentales a la hora de determinar el procedimiento a seguir, que puede ir desde kinesiología, antiinflamatorios e infiltración, hasta cirugía. La recuperación depende del tipo de lesión, del estado de los tendones, tiempo transcurrido desde el inicio de los síntomas, tratamiento realizado y tipo de cirugía o rehabilitación kinesiológica.

6-¿Se puede prevenir?

La mejor forma de evitarlo es elongar y fortalecer la musculatura anterior, superior y posterior para lograr un equilibrio adecuado entre ellos y evitar desequilibrios cuando se ponen en funcionamiento con las actividades. El traumatólogo destaca la importancia de consultar a un especialista ante la aparición de síntomas “porque la lesión progresa con el transcurso del tiempo” y afecta la calidad de vida.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído