Cómo serían las ciudades si la temperatura se elevara 2 °C

Imágenes apocalípticas del riesgoso futuro que afronta el planeta.

París
Londres, Río de Janeiro, Sídney, Shangai... todas bajo el agua. Así sería el mundo si fracasa la Cumbre del Clima que delibera estos días en París y si los 2 grados de temperatura que se busca bajar -por el contrario- aumentan hasta amenazantes 4.

La ONG Climate Central advierte que el aumento del nivel de los mares a largo plazo, por las emisiones de carbono, amenaza a las ciudades costeras del mundo. E incluye en la lista a Durban, en Sudáfrica, y Bombai, en India. En paralelo, difundió una serie de imágenes que muestran cómo serían esas ciudades con un aumento en la temperatura de 2 grados y cómo serían con 4 más.

El escenario futuro es de ciudades tragadas por el agua, con sus calles inundadas y sus monumentos cubiertos por el mar. Esta sería la proyección para el año 2100 si la temperatura de la Tierra aumentara 4 °C, pero también si la temperatura se incrementara en 2 °C, el objetivo que la Cumbre del Clima se ha marcado.

Los 2 °C de calentamiento corresponden al límite ampliamente discutido hoy en día como el umbral para evitar un cambio climático catastrófico.

2100 es el año proyectado en el estudio de la ONG Climate Central para este escenario que mete miedo.

De hecho, el presidente francés, François Hollande, considera que para que la Cumbre del Clima (COP21) sea un éxito, el acuerdo que se logre debe fijar "una trayectoria" que evite un calentamiento global superior a los 2 ºC para finales de siglo.

Si esto no se logra, las perspectivas de futuro para 2100 serían terroríficas, según muestran las imágenes realizadas por Climate Central.

Las proyecciones se basan en modelos climáticos teniendo en cuenta la expansión del agua de los océanos por el calentamiento, el derretimiento de los glaciares y el deterioro, tanto de Groenlandia como de la Antártida.

En enero último, científicos del instituto Postdam Climate Impact Research y Climate Analytics habían afirmado que con un aumento de 1,5 ºC promedio habría estragos: Oriente Medio y el norte de África, por ejemplo, tendrían cada vez menos agua disponible; Asia sufriría inundaciones todavía más agresivas; y países de Europa oriental, como Rusia, perderían sus bosques.

El Banco Mundial, por su parte, advirtió que al subir la temperatura promedio, el potencial pesquero disminuiría un 50%, porque los peces migrarían a aguas cada vez más cálidas y corrosivas (por efecto de la acidificación).

En los andes
Daño para los glaciares y para la población

Si la temperatura llegara a aumentar entre 2 y 4 grados, todos los glaciares de los Andes -ya disminuidos- terminarían por desaparecer. Esto traería mayor riesgo de inundaciones y escasez de agua dulce para capitales como Quito, Lima, Santiago y La Paz, cuyos abastecimientos dependen precisamente del hielo de esas montañas. Además, los páramos (ecosistema tropical de montaña) sufrirían deterioros irreparables. La temperatura en ellos sería cada vez mayor y se perjudicaría el saneamiento de ciudades.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído