El clima en Neuquén

icon
14° Temp
34% Hum
La Mañana funcionarios

Comunicar es todo un riesgo

Instituciones que deben garantizar la democracia ahora atentan contra la libertad de prensa.

El ataque violento de un gremio al diario Río Negro demuestra la intolerancia en la que vivimos insertos y el riesgo al que se debe enfrentar un periodista a la hora de comunicar los actos de funcionarios públicos. Vivimos en tiempos no solo de pandemia, sino en tiempos violentos, donde ya no se respeta que un medio informe sobre temas incómodos y muchas veces los periodistas debemos soportar miradas cargadas de violencia de funcionarios porque las preguntas que se formulan son incómodas, molestas.

Es interesante ver cómo poco a poco instituciones que deben garantizar la democracia la van recortando y cercenando cada vez más. Justo estamos en una fecha donde vale tener un acto reflexivo y de memoria colectiva.

En la Patagonia, el acceso a la información está cada vez más restringido y el duranbarbismo hace pie firme en la zona. Gobiernos, gremios, Policía y Justicia solo se limitan a comunicar aquellos temas que muestran acciones o improntas positivas.

¡Ojo! No vale pedir datos escabrosos y mucho menos entrevistas para preguntar a carpeta abierta a un funcionario público sobre las acciones, es decir que rinda cuentas.

Todo debe estar prepactado. Es más, algunos funcionarios eligen escapar tras un acto público, para esquivar los medios.

Lo que faltaba ya ocurrió. Fueron hasta la casa de un medio y, con gestos patoteriles, provocaron daños y amenazaron no solo a un periodista sino a la libertad de prensa.

Un funcionario público debe saber que sus acciones son públicas, más aún cuando de delitos se trata. Pasa, insisto, que por estas latitudes solo se persigue a los rateros y no a los delincuentes de guante blanco.

Lo más leído