LMNeuquen jardines

Con el agua al cuello, los jardines piden aportes

Son 52 en Neuquén, de los cuales 10 reciben el ATP de Nación para pagar sueldos. Se están fundiendo.

Los 52 jardines maternales de la provincia de Neuquén están en terapia intensiva y al borde de fundirse en estos 100 días de pandemia. Hace poco sacaron el drama a la luz y sus propietarios están pidiendo un salvataje financiero hasta fin de año.

Son alrededor de 3000 niños y niñas que concurren a jardines maternales en toda la provincia –de acuerdo con los cálculos- a pesar de que oficialmente hay 618 informados en el Ministerio de Educación de la provincia de Neuquén. Todo ese número, además, se traduce en dinero para salarios, en una economía que quedó bloqueada por la expansión del coronavirus.

Te puede interesar...

“Los padres prefieren asegurarse el ciclo lectivo 2021 en una escuela normal en vez de pagar un jardín maternal, porque saben que tal vez ni en septiembre podamos volver a la normalidad”, graficó a LM Neuquén Patricia González, propietaria del jardín Tai Tao de Villa La Angostura.

La mujer tiene más de 35 años de experiencia en el rubro –que contiene desde bebés de 45 días a niños de 3 años- y es una de las voceras de un grupo neuquino que se empezó a mover desde el día uno de la cuarentena, vía teleconferencia.

La situación de este rubro es una de las más delicadas de la economía, junto con algunos comercios no esenciales y también los clubes de barrio. Las familias que mandan a sus hijos a estos establecimientos ya tienen otras prioridades económicas y han dejado de pagar la cuota en forma solidaria.

Ayer estaba prevista una reunión entre los referentes de los jardines y la ministra de Educación, Cristina Storioni, para poder llegar a un principio de solución de un problema complejo. En principio, están solicitando un subsidio de varios meses para poder pagar los sueldos en forma completa.

De acuerdo con los datos informados desde la Dirección de Educación Privada de Neuquén, a cargo de Karina Suárez, hay un registro de 52 jardines maternales en toda la provincia. El 77% de ellos se ubica en Neuquén capital y el resto de distribuye en varias localidades de la provincia. “Estamos en contacto con ellos y hemos escuchado el reclamo”, indicó la funcionaria provincial.

También hay cuatro establecimientos en San Martín y Villa La Angostura, tres en Plottier, dos en Cutral Co, uno en Rincón de los Sauces, uno en Zapala y uno en Centenario. Esos al menos son los registrados oficialmente en el Ministerio de Educación de Neuquén.

Los propietarios están pidiendo un aporte especial para poder sostener la actividad y no cerrar las puertas. Se trata de un fondo especial, más allá del Programa de Ayuda a la Producción y al Trabajo (ATP) que algunos solicitaron al gobierno nacional en estos meses.

El ATP aporta el 40% de los salarios (a través de la Anses) para las plantas funcionales de los jardines (educadores y niñeras), la mayoría encuadrados en el Sindicato de Comercio. Pero al no haber recaudación propia por la cuota de los jardines, muchos están por cerrar las puertas.

“Hay que pagar muchas cosas, alquileres, pago de tasas, servicios, revisión de matafuegos, son gastos que hoy no los pueden hacer. Hoy muchas familias optan por un jardín maternal, porque las cuidadoras, más allá de ser buenas o malas, muchas veces fallan y el jardín atiende a los hijos de las mujeres que entran al mundo laboral. Esta es la misión que tiene hace muchos años”, explicó Gutiérrez.

La información oficial indica que de los 52 establecimientos, 21 solicitaron el ATP a Nación, aunque solo 10 lo recibieron porque cumplían los requisitos. Los aportes fueron básicamente para pagar parte de los sueldos de abril, mayo y junio.

El problema es que cada vez hay menos familias que deciden pagar las cuotas por la extensión de la cuarentena. Y los jardines maternales, a diferencia de algunos comercios, no pueden ofrecer otro servicio (como el take away en los comercios) que no sea con las puertas abiertas.

En estos días, se están organizando marchas y caravanas, no solo en Neuquén sino en la provincia de Río Negro, con la consigna “Salvemos a los jardines maternales”, para mostrar el problema a la comunidad.

6500 pesos es la cuota mínima que se paga en un jardín maternal.

Dependiendo de las prestaciones, la cantidad de horas y la trayectoria de cada empresa, el valor del arancel puede llegar hasta $10.000 por hijo.

149 auxiliares registrados hay en los jardines de la provincia

Son personas que están al cuidado de niños y niñas. No todos informan esta situación al gobierno provincial, por lo que el número podría ser mayor.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

12.5% Me interesa
45.833333333333% Me gusta
8.3333333333333% Me da igual
4.1666666666667% Me aburre
29.166666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario