Con el caballo y el comisario

El trío de senadores Pereyra, Quiroga y Parrilli tiene peso, pero la gente votará a un nuevo Presidente.

Más allá del resultado y los posicionamientos de cada uno de los partidos políticos, la elección presidencial, donde también se votarán dos senadores y un diputado nacional en Neuquén, tendrá el peso de nombre fuertes de la política local: Guillermo Pereyra (poderoso en el sindicato petrolero y con una línea interna en el MPN), Horacio “Pechi” Quiroga (20 años de gestión municipal y aún líder en retirada de una oposición) y Oscar Parrilli (secretario general de la Presidencia en los 12 años de kirchnerismo y la máxima persona de confianza). Los partidos se jugaron todo, al menos a conseguir un senador por la minoría en el peor de los casos. Si bien esta es un elección con “boleta larga” (donde se vota presidente, senadores y diputados en un solo papel), el MPN va con la boleta corta y será más complejo trasladar la elección local a los comicios presidenciales. No obstante, se conoció que esta vez, a diferencia de 2015 cuando se elegía un diputado nacional (era Rodolfo Kaiser y no entró, salió tercero), el partido provincial está dispuesto a hacer una buena elección. Esta será una elección donde todos correrán con el caballo del comisario, incluso hasta el mismo Quiroga, quien en lo local ha sufrido una derrota el 10 de marzo como candidato a gobernador. La elección estará polarizada entre el presidente Macri y el peronismo, y eso puede darle algo de aire a un Cambiemos que en todo el país no mostró buenos resultados en los distritos. Al MPN nunca le fue tan bien en las elecciones presidenciales, salvo cuando fue pegado a un presidente. Esto fue en 2011, cuando Jorge Sapag fue con la boleta de Cristina. Otros tiempos.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído