El clima en Neuquén

icon
Temp
72% Hum
La Mañana hielo

Con el calor extremo, se disparó la venta de hielo en Neuquén

Las fábricas de hielo no dan abasto frente a tanta demanda, aunque el calor también los enfrenta a un problema en su producción.

Para rellenar las heladeritas en los días de río, para preparar los tragos en las reuniones de amigos, para las fiestas masivas y también para los bares. El consumo de hielo se hace presente en varios ámbitos y, cuando llega el calor extremo, la venta se dispara. Algunas fábricas venden hasta un 150% más que en otras épocas y no dan abasto con la demanda.

Las fábricas de hielo de Neuquén y el Alto Valle trabajan todo el año, aunque admiten que en el verano las ventas se incrementan considerablemente y es la época que deben aprovechar para abastecer a su clientela: estaciones de servicio, comercios, restoranes, boliches.

Te puede interesar...

"Cuando hay más calor, se pide más. Los negocios ven el pronóstico y ya el día anterior te empiezan a pedir para tener stock", contó Mariana, trabajadora de la fábrica de hielo MyM ubicada en Parque Industrial de Cipolletti. Desde allí proveen no solo a la localidad sino también a Fernández Oro, Allen, Neuquén, e intentan llegar a Centenario y Plottier. Incluso llegan a recibir pedidos de Córdoba y Mendoza, imposibles de cumplir. "No se da abasto en la zona, menos se puede dar para allá", señaló.

A diferencia de otras épocas del año, la mujer resaltó que en el verano "hay un 150% de aumento en ventas y muchísimos pedidos que no damos abasto", por lo que "si diéramos abasto, se aumentaría un 300%".

Fabián es dueño de la fábrica de hielo El Satélite, ubicada en Parque Industrial de Neuquén, que funciona hace 22 años. "Cuando hacen 40 grados se nota el consumo. Hace tres años pasó lo mismo, hicieron 39 grados y todos nos quedamos sin hielo. Yo no me quedé sin hielo todavía pero la demanda que hay es mayor", contó el comerciante.

venta bolsa hielo.png

En este sentido, contó que sus ventas se ven bastante condicionadas por la situación meteorológica. "Hubo un año que una Navidad cayó piedra, hubo una tormenta y no se vendió nada. Y este año se vendió porque hizo calor. El lunes con 20 grados va a bajar, pero hoy todo el mundo te vuelve loco pidiéndote hielo", relató.

También dijo que las ventas varían cuando terminan las vacaciones. "Esta semana sí se vendió más, pero los primeros días de marzo vas al río y no hay nadie con hielo, aunque sigue el calor. Pero como empiezan las clases, nadie va al río. Es un consumo de pocos días, ojalá fuera así todo el año. Acá son dos semanas y después se normaliza todo", contó Fabián, y dijo que incluso muchas veces sufren maltrato por no poder abastecer la demanda de hielo. "A veces me siento culpable por no poder abastecer a todo Neuquén", admitió.

El calor también trae sus problemas

Las altas temperaturas benefician de sobremanera al rubro del hielo, pero estas condiciones climáticas son también un arma de doble filo. Las maquinarias que fabrican el hielo no se llevan nada bien con el calor y, cuando el termómetro sube, ellas dejan de funcionar.

venta hielo bolsas generica

Mariana, trabajadora de la fábrica MyM, aseguró que en los últimos años "se han dañado las máquinas" por el incremento del calor. "Hay que tener en cuenta la temperatura ambiente. Al aumentar tanto, se nos calienten las máquinas y tenemos un daño por las altas temperaturas. Y también aumenta mucho más el pedido de la gente"

La rotura de las máquinas es algo que, en general, les ocurre a la mayoría de las fábricas en algún momento, y por eso en cierta época hay algunas que reciben más demanda que otras. "Al haber alguna fábrica de hielo que por ahí tiene la máquina rota, todo recae en las otras y las otras no estamos preparadas para abastecer toda la ciudad de Neuquén. Entonces, por eso se produce esa alta demanda de hielo", señaló Fabián, dueño de la empresa El Satélite. "Las máquinas largan cierta cantidad y de ahí no podés inventar más nada. Tienen un limite de producción", explicó.

Ante estos problemas, Mariana contó que "no hay forma" de remediarlo. "Tenés que estar controlando y parando las máquinas hasta que vuelva a una temperatura apta y luego seguir fabricando. Se pide más hielo, pero no podemos dar abasto porque las máquinas no tienen la capacidad para eso", relató. Y dijo que, de esta forma, con el calor se limita más la producción "porque hay que darle más tiempo de descanso a las maquinarias".

venta de hielo 04.jpg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario