El clima en Neuquén

icon
26° Temp
26% Hum
La Mañana familia

Controversia por un departamento de Viviendas Institucionales en pleno centro

Una familia se manifestó este jueves por la mañana, junto con integrantes del MTD, en Avenida Argentina y Ameghino, para no ser desalojados.

Al menos una familia que reside en un departamento ubicado sobre Avenida Argentina y Ameghino se manifestó, con el acompañamiento de integrantes del MTD, en horas de la mañana de este jueves, para no ser desalojados del edificio.

En declaraciones a LU5, Liduvina Álvarez, en nombre de su familia, acusó a una de las vecinas propietarias de uno de los departamentos del edifico de ser instigadora de su desalojo. A pesar de que hay una sentencia emitida por el fiscal de estado Raúl Gaitán porque -según explicó la vecina aludida- “detectaron que esta gente no estaba de manera legal, entonces la Provincia, a través del Dr. Gaitan, le inició el pedido de desalojo. Termina en un acuerdo homologado para retirarse en agosto de 2019”.

Te puede interesar...

Por un lado, Álvarez sostuvo que vivían hace cuatro años en ese departamento de Viviendas Institucionales del IPVU porque la vecina aludida “era amiga de mi hija, le cedió este departamento para que vengamos a vivir acá porque trabajaba con ella. Nosotros somos socios del MTD y estamos esperando una casa. Sabemos que este departamento no es nuestro”, señaló Liduvina Álvarez a LU5.

Pero la versión que comparten propietarios del edificio, indica que “la administración le dio trabajo a su hija para que limpie tres veces por semana las escaleras, luego estableció una relación cercana con un funcionario que trabaja en Viviendas Institucionales y cuando se fue, ella quedó en su lugar”.

Álvarez dijo que se trata de una vivienda institucional donde viven empleados de la provincia, pero que son todos jubilados. “Muchos deberían haber entregado su departamento, pero nunca lo hicieron”, señaló y agregó: “Ni la Defensoría del Pueblo ni el IPVU nos resolvieron esta situación”, en referencia a su caso particular.

Álvarez señaló que quieren permanecer en el edificio hasta que les entreguen la casa. “No falta mucho, falta poco. Queremos que nos dejen en paz, ahora nos quiere cotar la luz y el agua”, se excusó.

Ante los dichos de Álvarez, los vecinos indicaron que desde Calf los habían intimado para hacer una obra eléctrica porque está presentando desperfectos técnicos. “Tenemos el proyecto aprobado, ese departamento (en el que habita la familia Álvarez) no se puede plegar porque tiene una sentencia y está judicializado. No es un capricho del resto de los vecinos, sino hacemos la obra nos retiran los medidores por una cuestión de seguridad”.

image.png

Los vecinos indicaron que lo que se pretende, como en cualquier edificio, es “que cumplan con las expensas. Esta no es una familia indigente, es una familia de Buenos Aires, que no aportó nada en cuatro años y tiene un 0 Km en la puerta”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario