Creyeron que había sido secuestrada, pero estaba con un amigo

Los padres de la chica de 12 años, en la desesperación, tomaron un colectivo en Cuenca XV para que la Policía acelerara la búsqueda. La joven apareció caminando sana y salva, y sola, por la calle.

NEUQUÉN
Una gran conmoción generó en el barrio Cuenca XV la supuesta desaparición de una chica de 12 años cuyos padres recibieron mensajes de texto que alertaban sobre un secuestro. Para acelerar la búsqueda, tomaron un colectivo de Indalo y después de 12 horas, finalmente la joven apareció. La adolescente se había quedado a dormir en la casa de un amigo.

De acuerdo con lo contado por los familiares, la chica había salido el jueves a las 19 de su casa ubicada en la popular barriada del oeste neuquino con destino a lo de una amiga. Al pasar las horas y no volver, los padres se comunicaron con la amiga y, como no tenía novedades de su hija, decidieron radicar la denuncia en la Comisaría 18.

12 fueron las horas que los padres buscaron desesperadamente a su hija de 12 años.

En el barrio surgieron algunas versiones sobre una camioneta blanca que había estado recorriendo la zona en forma sospechosa, por lo que de inmediato los vecinos comenzaron la búsqueda de la chica.
Ayer a la mañana, los padres, desesperados, decidieron tomar un colectivo y cortar una calle del barrio con la finalidad de exigir celeridad en la investigación policial.

Marcela, la mamá de la adolescente, confió a LU5 que habían recibido unos mensajes de su hija en horas de la madrugada que le hicieron presumir una situación crítica.

"Me secuestraron unos diez hombres y una mujer" fue el primer mensaje que recibió y luego apareció otro que advertía "no sigan buscando porque si no va a terminar mal". Esto desesperó a la familia.

La Policía realizó un operativo en toda la jurisdicción y fuentes judiciales confirmaron que se solicitó a una empresa de telefonía celular que les diera la posición de la antena desde la cual se había emitido el último mensaje para tratar de rastrear rápidamente la ubicación de la menor.

Finalmente, a las 11 la joven apareció en buen estado caminando por calle Casimiro Gómez.

El comisario Daniel Poblet, director de Delitos, explicó: "No estuvo retenida por la fuerza. Estuvo en la casa de un amigo y desconocemos el porqué de la historia que se armó, pero afortunadamente esto terminó bien".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído