¿Cuáles son las cirugías más temidas en el país?

Un estudio indagó sobre las estéticas que las argentinas perciben más riesgosas.

Cada día en la Argentina se hacen más de 700 cirugías estéticas. El dato surge del último relevamiento de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS) que midió a los países en los que más se ingresa al quirófano para verse mejor: Argentina quedó dentro del top 20 mundial (16°) y segunda a nivel regional. Las mujeres son las que más se someten a este tipo de tratamiento. Ahora un estudio indagó en su opinión distintas variables. Entre ellas, cuál es la percepción de riesgo a la hora de operarse con fines estéticos.

La primera conclusión es que esa percepción es baja: apenas el 10% de las 600 mujeres encuestadas considera que todas las intervenciones generan un riesgo en la salud. “El número es llamativo porque es bajo”, dice Liliana Nieri, investigadora del Instituto de Ciencias Sociales de Fundación UADE, que hizo el estudio. Y apunta que “toda intervención tiene un riesgo base”.

Entre las que dijeron que sí consideraban peligrosas las cirugías estéticas, una cada tres (31,4%) apuntó a la lipoaspiración como la más riesgosa. Se trata de la segunda más frecuente de la Argentina (14% de las intervenciones plásticas). “Hay dos factores importantes: es una intervención que tiene más riesgos que otras, pero también hay una mayor cantidad de casos públicos de operaciones que terminaron con mujeres descompensadas o incluso muertas”, agrega Nieri.

Uno de los casos más recientes fue el de Tamara Gómez (41), quien se hizo una lipoaspiración en julio en la clínica Modelo de Santa Rosa, en La Pampa. Luego de la intervención empezó a sentirse mal, se descompensó y en menos de 48 horas murió. El ranking de las cirugías “más peligrosas” entre las mujeres encuestadas se completa con la de abdomen (17,4%), el aumento o reducción de glúteos (16,4%) y las cirugías faciales (12,7%).

Otra de las conclusiones del estudio es que la cirugía de mamas es vista como la más frecuente -lo cual se condice con las estadísticas, se hacen 53 por día- y una de las menos peligrosas: sólo una de cada 10 aseguró que es peligrosa para la salud. “Es una cirugía que está naturalizada y, a diferencia de lo que pasa con las liposucciones, es poco frecuente conocer casos públicos de mala praxis”, analiza Nieri.

La encuesta también consultó qué tipo de enfermedades asociarían con la cirugía de implante mamario. El 46,9% lo relacionó con cáncer de mama; el 32,6% con encapsulamiento de las prótesis; el 14,75% con infecciones, el 3,4% con calcificaciones y el 2,25% con otras enfermedades como lupus, necrosis y deformidad de la pared torácica.

Entre los 20 del mundo: Argentina es el 16º país en el que se practican más cirugías estéticas.

El 10% las considera riesgosas: de las 600 mujeres consultadas, sólo un bajo porcentaje les teme.

Números que lo dicen todo

Cuatro de cada 10 mujeres dijeron que se hicieron la cirugía por un fin estético y otras tres, por su baja autoestima. Verse más joven es el motivo que impulsa a dos de cada 10. A la hora de elegir las condiciones de operación, importan la reputación del cirujano (54,4%), la calidad de las prótesis y el instrumental (21,2%) y el centro médico (17,9%). Apenas el 6,4% dijo que le daría importancia a las tres opciones. Igual, ante un escenario dudoso, la mayoría elegiría no operarse. Ante la posibilidad de “hacerse las lolas” pagando mucho menos de lo habitual en una clínica de baja complejidad, la respuesta fue rotunda: el 98,7% no lo haría.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído