Cuando lo viral no suma

Pienso en qué escribir. En los últimos días, la agenda informativa ha estado marcada por el dólar, los tarifazos, los vaivenes de la economía argentina. Los proyectos que buscan frenar los tarifazos. Pero, ¿cuándo en el país algo que subió de precio después bajó? También el conflicto docente sigue latente. Hubo aumento por decreto pero las clases no reinician. Todos temas que nos afectan a usted, a mí, a nosotros. Y en el medio de todo eso, los políticos que ya están pensando en el 2019.

Sin embargo, mientras escribo, leo a una usuaria de Twitter publicar: “En Neuquén, Cipolletti y alrededores está re heavy con todos los intentos de secuestro, y tengo miedo, miedo de que me llegue la horrible noticia de que secuestraron a una amiga, a mi novia, a mi mamá, tengo miedo de salir a la calle y no volver a mi casa”.

La preocupación de esta joven tiene fundamento. Pero también hay que tener en cuenta que viralizar mensajes falsos o viejos es responsabilidad de todos y no ayuda.

El Alto Valle aún no sale de la conmoción desde el miércoles pasado cuando ocurrieron los dos intentos de secuestro a estudiantes de la Facultad de Psicología de la UNCo en Cipolletti. O el episodio que conocimos el sábado sobre una adolescente que habría sufrido un rapto y abuso en Don Bosco III. Al tiempo que la Policía y la Justicia mantienen un marcado silencio que alimenta la psicosis generalizada, bromistas de mal gusto aprovechan e inventan otros casos inexistentes que se viralizan por las redes y aumentan la preocupación. “Vivas nos queremos” es el grito de cada marcha. Y así debe ser, siendo responsabilidad de todos. Como también lo es publicar en las redes o viralizar un hecho semejante.

En las redes, las publicaciones por los supuestos intentos de secuestro aportan a la psicosis.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído