Cuando todo es la política

El conflicto en Centenario tiene más de político que de sindical. El PJ, Parrilli y las internas cruzan todo el escenario.

El conflicto municipal de Centenario tiene un componente más político que económico a pesar de los descuentos que denuncian sectores el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Centenario (Soemc). El hecho de que el mismo Oscar Parrilli, actual senador nacional por el Frente de Todos y ex secretario general de la Presidencia en los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, haya opinado sobre el conflicto, es una de las variables. “Los peronistas nunca gobernamos sacando derechos. Voy a esperar a que se reponga (por Bertoldi), porque no está bueno hacer una rebaja en los salarios municipales. Espero que esto se revierta”, dijo el hombre de confianza de Cristina durante una nota luego de un encuentro con militantes en un local de la calle Perú en Centenario. Se sabe: el parrillismo, que en su momento, allá por el 2010, ayudó al intendente de Centenario Javier Bertoldi a llegar a la presidencia del PJ neuquino (contra el líder de la CGT, Sergio Rodríguez), hoy ya no tiene esa generosidad.

Parrilli ha sido uno de los nexos con todos los intendentes kirchneristas (de 2011 a 2015) para gestionar fondos por obra pública. Pero con él fuera del poder durante el macrismo, las cosas en el peronismo volvieron al estado de conflicto, lejos de las unidades transitorias en lo electoral. Hoy el conflicto municipal, más allá del reclamo económico por las sumas salariales que se quitaron y son reclamadas, tiene este tironeo detrás de bambalinas. Bertoldi, hoy recuperándose de una enfermedad, tiene el mismo drama en el ejercicio del poder de algunos líderes neuquinos. Como Othar, el caballo de Atila, difícil que vuelva a crecer la hierba por donde pisa.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído