Culpable de la muerte de su amigo en un accidente

Así lo decidió un tribunal, por un siniestro ocurrido en el barrio Sapere.

A poco de que se cumpla un año del trágico accidente de tránsito en el que murió un adolescente de 17 años en el barrio Sapere, el conductor del vehículo en el que viajaban fue juzgado y hallado responsable por homicidio culposo.

El veredicto del tribunal colegiado conformado por los jueces Cristian Piana, Andrés Repetto y Ana Malvido se dio a conocer ayer al mediodía en Ciudad Judicial, luego del juicio que finalizó el miércoles. Allí, los jueces manifestaron que por unanimidad encontraban a Enzo Riffo (32) responsable del delito de homicidio culposo por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un vehículo automotor, agravado por la ingesta previa de alcohol.

Te puede interesar...

El accidente en cuestión ocurrió la mañana del 22 de julio de 2018 en Independencia al 2300. Ese día, Riffo junto a la víctima, Juan Lautaro Parada, y otro adolescente de 16 años circulaban en una Chevrolet S10.

“Luego de la producción de la prueba quedó demostrado que las circunstancias fueron acreditadas, como así también la responsabilidad del imputado”, dijo Sandra Ruixo, Fiscal de Homicidios, durante sus alegatos de cierre.

De acuerdo con lo que se pudo establecer durante el juicio, Riffo perdió el control del vehículo, impactó contra un árbol y volcó, quedando la camioneta sobre el lateral derecho. Al no tener el cinturón de seguridad colocado, la víctima salió despedida del habitáculo y falleció casi de manera instantánea.

Por su parte, el conductor y el otro ocupante, que sí llevaban el cinturón puesto, sufrieron golpes leves.

Los jueces encontraron que el hombre condujo de manera imprudente y que al momento del hecho estaba bajo los efectos del alcohol.

En el fallo, el tribunal valoró distintas circunstancias para determinar que al momento del hecho el hombre condujo de manera imprudente. “En principio, la existencia en el lugar de hielo y agua (sobre la calzada) que obligan o reclaman a quien está conduciendo una postura en relación a extremar recaudos”, explicó Piana, y agregó: “Se advierte que Riffo perdió el control del vehículo por haber violado el deber de cuidado que requería en estas circunstancias”.

Con respecto a la utilización del cinturón de seguridad, el magistrado explicó que la normativa exige al conductor que obligue a sus acompañantes a colocárselo.

Si bien durante el juicio la fiscalía manifestó que el hombre conducía bajo los efectos del alcohol y de estupefacientes, los jueces encontraron válido el test de alcoholemia realizado y no así el que mide el consumo de drogas.

A raíz de pericias se pudo determinar que a las 7:40, cuando se produjo el vuelco, Riffo tenía entre 1,28 y 1,42 gramos de alcohol en sangre.

0,98 Fue el resultado que arrojó el test de alcoholemia.

La fiscal Sandra Ruixo explicó que el test se hizo a las 10:52 de ese día y que en el juicio se pudo establecer, mediante una restrospección, que al momento del hecho daba entre 1,28 y 1,42

LEÉ MÁS

Un adolescente murió en un vuelco en el barrio Sapere

Adolescente de 17 murió tras volcar en el barrio Sapere

Juzgan a un joven por causarle la muerte a su amigo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído