De eso ya no se habla más

El silencio otra vez se apoderó de los intendentes que en algún momento intentaron reclamar más fondos de la coparticipación, impulsados por el aliento del gobernador Omar Gutiérrez. A dos años de esa cruzada, ya nadie habla de ello. Al contrario. Los jefes comunales del MPN están más abocados a encolumnarse detrás del gobernador y sumarle adherentes al “rucachazo” que se prepara para culminar la operación clamor, que sería el paso previo a lanzar una posible reelección de su mandato. Los de la oposición y los neutros apenas esbozan tibios comentarios de lo duro que es tener que aumentar las tasas para mejorar la recaudación y hacer obras menores con aportes por fuera del reparto provincial. Hace unos días le preguntaron al intendente de Centenario, Esteban Cimolai (PJ), en qué había quedado la discusión por más fondos. Respondió que la ciudad tiene 55 mil habitantes y que recibe dinero como si tuviera 28 mil. Es decir, exactamente por la mitad de la población. También el jefe comunal de Plottier, Andrés Peressini, tuvo algún reclamo hacia el gobierno provincial por más dinero, pero ningún intendente se hizo eco. Si hay reuniones, son informales. El parlamentario del Mercosur, Ramón Rioseco, quien sigue adherido a la gestión de su hermano José, sostuvo que ve imposible que los intendentes discutan. “Dejarían de tener una herramienta política de sometimiento como la tienen hoy, que es enviarle recursos de manera arbitraria a cada uno de los municipios que necesita”, deslizó. La coparticipación se liquida a los municipios con los mismos índices de 2001. En el nuevo reparto seguro alguien saldrá perjudicado. Y pocos están dispuestos a ceder privilegios ligados a la política.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído