LMNeuquen ESCUELA

Dejar la vida en la ciudad para enseñar en una escuela rural

Cecilia Sangiuliano es directora de un colegio en El Sauce y comparté como es dar clases en pandemia en medio de la nieve.

Como todos los 11 de septiembre, los maestros esperan los regalos en su día, no por lo grandioso de esos dibujos, golosinas, perfumes o pañuelos, sino para renovar el encanto de la profesión que eligieron.

Cecilia Sangiuliano tiene 38 años, 2 hijos, y una pasión por enseñar que no la cambia por nada. Dejó su vida en la ciudad para mudarse a la casa de una Escuela N°129 de El Sauce, a unos 25 kilómetros de Picún Leufú, donde actualmente es la directora.

Te puede interesar...

El establecimiento rural tiene 45 alumnos -entre el nivel inicial y el primario- y Cecilia también está al frente de los grados de segundo y tercer ciclo.

En febrero, aún sin imaginar lo que pasaría con el coronavirus en el país, Cecilia junto a su pareja y su hija menor se instaló en la casa que está dentro del predio del colegio, con todo el entusiasmo de empezar un nuevo desafío en su carrera. Y vaya si lo fue de llevar con los conocimientos a los niños y niñas que no tienen conexión de internet en las chacras donde viven, y rebuscárselas de todas las maneras para conseguir que esos estudiantes sigan aprendiendo a pesar de las dificultades.

De adolescente supo que la enseñanza era su vocación. Cecilia fue madre de muy joven, y con su niño a cuestas y el apoyo de su familia, logró estudiar el “magisterio”, como se llamaba antes a la carrera docente. Y desde que se recibió en 2004 nunca paró de enseñar.

escuela-129-el-sauce.jpg

“Me encanta, me apasiona, por eso nunca dejé de estudiar, siempre tenía ganas de concursar y el año pasado estudié todo el año para poder ascender”, contó la maestra, al explicar que no sólo se trata de las áreas básicas del conocimiento, sino de estar dispuestos a tener nuevas miradas dentro de las infancias y la educación.

“Cuando yo estudié, por ejemplo, no existía la Educación Sexual Integral (ESI), o ahora que tenemos que seguir actualizándonos en las herramientas digitales o hacer un video, para poder encontrarnos con nuestros alumnos”, describió la docente.

Los estudiantes de esa escuela rural que viven más cerca de la Comisión de Fomento son los que más posibilidades tienen de conectarse Internet y tener clases con la docente. Y los que viven más lejos solo logran conectarse cuando “salen a buscar señal”.

WhatsApp Image 2020-09-10 at 2.58.17 PM.jpeg

Cecilia les prepara los cuadernillos para que hagan las tareas en sus casas y se los hizo llegar de diferentes maneras durante estos casi seis meses de cuarentena.

“También llevamos adelante una idea del profe de educación física que nos convocó a dictar clases por la radio del pueblo. Grabamos varios micros radiales y los niños los escuchaban por la radio de El Sauce”, enumeró la docente.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.448275862069% Me interesa
89.655172413793% Me gusta
0.86206896551724% Me da igual
0.86206896551724% Me aburre
5.1724137931034% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario