El clima en Neuquén

icon
25° Temp
26% Hum
La Mañana cabo

Deliberado, justificado o accidente: el debate sobre la responsabilidad de la cabo

Las partes dieron sus alegatos de cierre e hicieron sus respectivos pedidos al jurado popular. La fiscalía sostiene su acusación, mientras que la defensa aportó tres alternativas.

Pasadas las 10 de este viernes, iniciaron los alegatos de las partes que dieron por finalizado el juicio contra la cabo de Plaza Huincul, Magalí Hernández, por el crimen de su pareja en octubre de 2019. Fiscalía, querella y defensa tuvieron su turno para repasar sus versiones y la prueba que los avala, y ahora, todo quedó en manos del jurado.

Este viernes pasado el mediodía finalizó el juicio por jurados que tiene como acusada a la cabo de la Policía, por homicidio agravado por el vínculo y por el uso de arma de fuego, según la calificación que persigue la fiscal Sandra González Taboada y los querellantes, Angélica Muñoz y Matías Cenci.

Te puede interesar...

Según se estableció en estos últimos días, el crimen ocurrió el 8 de octubre de 2019 en la vivienda de la pareja, tras una discusión que mantenía la acusada con Dante Biazetti, cuando la mujer tomó su arma reglamentaria y disparó a través de una ventana. En lo que difieren las partes, es en el móvil: mientras que la acusación asegura que Hernández ejercía una violencia extrema contra el hombre y ese día apuntó contra él y lo mató de forma deliberada; los defensores, Vanesa Macedo Font y Diego Simonelli, sostienen que la mujer también era víctima de violencia de género de parte del hombre asesinado, y que ella se defendía de una agresión, aunque el trágico final fue un accidente.

Para apoyar su teoría, la fiscal Taboada recordó al jurado algunas de las piezas de prueba que consideró a su favor: que Hernández dejó a su pareja malherida en el hospital y se fue directo a la casa de sus padres, donde se duchó presuntamente para ocultar los residuos de pólvora; los mensajes de texto que evidenciaban agresiones, humillaciones y amenazas hacia Biazetti; los estudios periciales de la trayectoria de disparo; y una denuncia previa que la familia de él radicó en su contra y también sus testimonios.

"¿Por qué creemos que no fue un accidente? Porque la acusada disparó sin cuidado, sin debida diligencia. No había un peligro cierto, ni inminente", sostuvo la fiscal. Por ello, pidió al jurado que declare la responsabilidad de Hernández por homicidio doblemente agravado.

Muñoz, una de las abogadas querellantes, adhirió al pedido fiscal y resaltó: "A Dante lo mató su amor, porque así la llamaba él a Magalí Hernández, y en presencia de sus dos pequeños hijos. No alcanza con el perdón".

image.png

Por otro lado, los defensores hicieron una dura crítica a la visión de la acusación y los testigos presentada por esta, a quienes consideraron faltos de perspectiva de género. Puntualmente, Macedo Font señaló que fueron selectivos en la prueba presentada, dado que también había evidencia de violencia de Biazetti hacia la cabo, en el caso de los mensajes hallados en los celulares.

También se hizo hincapié en los indicios y/o episodios de violencia que tuvieron como víctima a Hernández y que pudieron relatar algunos de sus allegados, a pesar de los cuales nadie intervino. Un efectivo policial, una vecina y una docente del jardín del hijo más grande de la pareja, también recordaron situaciones o indicios de violencia.

Asimismo, se apoyaron en lo establecido por dos peritos, quienes aseguraron que la trayectoria de la bala no podría haber sido prevista, que disparador y víctima no se encontraban enfrentados y la cabo no podía ver a su pareja desde la posición en la que se encontraba.

"Entendemos que nuestra propuesta es coherente con la prueba presentada. La fiscalía nunca siquiera consideró otra hipótesis de investigación, y vaya si tenia elementos para hacerlo", expresó Macedo Font.

Los defensores brindaron tres alternativas para el fallo a aplicar a su representada: culpable de homicidio culposo, no culpable por homicidio en legítima defensa en un contexto de violencia de género, o culpable de homicidio atenuado por el exceso de la legítima defensa, e insistieron: "Magalí Hernández no quiso matar a Dante Biazetti, no disparó contra él. Ese día quiso defenderse de una agresión más".

A las 15:24, el juez Diego Chavarría terminó de brindar las instrucciones al jurado popular, y ahora sólo resta esperar.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
4.3478260869565% Me gusta
13.04347826087% Me da igual
4.3478260869565% Me aburre
78.260869565217% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario