Denuncian 160 delitos por día en la provincia

El 75% de los hechos se comete entre Vaca Muerta y Gran Neuquén.

Embed


NEUQUÉN
En la provincia por día se denuncian más de 160 delitos, 123 se cometen entre Vaca Muerta y el Gran Neuquén, que es el área más habitada.

Los principales delitos son robos, hurtos, lesiones, estafas, abusos y amenazas. El mayor porcentaje de denuncias entra por las comisarías y el resto, en fiscalías.

"Mensualmente ingresan 3500 denuncias de comisarías y unas 200 de fiscalía", detalló la fuente que aclaró que son datos que comprenden el área de Rincón de los Sauces, Añelo, El Chañar, Vista Alegre, Centenario, Neuquén, Plottier y Senillosa. Fuera de la estadística quedan la comarca petrolera, el área centro, el norte neuquino y la zona cordillerana del sur.

Es la primera vez en cuatro años que se logra obtener una cifra genuina del delito en Neuquén.

Desde que la Policía implementó el plan de saturación territorial por cuadrículas no se volvieron a brindar datos oficiales.

Con las cuadrículas creció, en un primer momento, la detención en flagrancia, pero estadísticamente el delito no descendió y se incrementó la violencia con la que se cometían los robos, dato que ratificó en el jefe de fiscales José Gerez, quien propuso tener dinero en la casa para calmar a los ladrones. A pesar del cepo a la información, LM Neuquén se las ingenió para avanzar sobre las distintas modalidades delictivas, revelando el accionar de los delincuentes y las áreas afectadas con el fin de prevenir a la ciudadanía.

El mapeo realizado fue aprobado por fuentes judiciales y policiales, que advirtieron que "puede que varíe un poco porque el delito muta día a día, pero esas son zonas calientes", afirmó el informante.

Los robarruedas golpean principalmente en el barrio Santa Genoveva, zona centro este y oeste y en el Alto. Las mecheras están instaladas en la zona comercial del Bajo y del oeste sobre calle Godoy.

Los pungas aprovechan los horarios pico en la zona comercial del Bajo y los colectivos, donde el roce con la gente es casi natural.

Los robos en semáforos se centran sobre la Ruta 22 entre Linares y el aeropuerto.

Los delitos más violentos son las entraderas, donde delincuentes armados golpean salvajemente a sus víctimas. Blancos de estos ataques han sido el Santa Genoveva, los barrios del Alto neuquino, la zona de chacras de Centenario -donde las víctimas anunciaron que van a abrir fuego contra los ladrones- y las familias que se han instalado en loteos de Plottier que están alejados del centro de la localidad y de los rondines policiales.

Otro de los delitos que crecieron son las estafas en la venta de vehículos. Históricamente el 90 por ciento de las denuncias está centrado en familias gitanas que residen sobre calle Primeros Pobladores, Libertad y Winter.

Por último, las bandas narco que manejan pibes y tienen vinculaciones con el poder generan conflictos en barrios como Confluencia, toma La Familia, Cuenca XV, Toma 7 de Mayo, San Lorenzo, Gran Neuquén, Villa Ceferino, Villa Obrera en Centenario y la zona periférica de Rincón de los Sauces, entre los principales.

Escalada
Se triplicaron los delitos en 8 años

En junio de 2008, el jefe de la Policía Juan Carlos Lepén destacó que por día se cometían 50 delitos en toda la provincia.

En noviembre de 2011, el subsecretario de Seguridad Guillermo Pellini admitió que había 72 delitos diarios y que el 75 por ciento de los hechos se registraba en Neuquén capital.

A principios de este mes, se confirmó que son más de 150 delitos por día los que se cometen en la provincia en la actualidad. El dato demuestra que en ocho años el delito se triplicó.

Denso entramado
Del mercado negro de la electrónica y las armas a la conexión con las drogas

En la mayoría de los robos y hurtos que se cometen, los delincuentes buscan dinero, electrónica, celulares y prendas de vestir. Todos elementos que son fáciles de reducir en las ferias del oeste, que fomentan el "compre robado" y que tienen dudosos manejos.

Estos delitos, incluidos abusos, amenazas y lesiones, en gran medida son delitos conexos a la droga, ya sea que se trate de una disputa territorial entre narcos o pibes y jóvenes que salen a delinquir tras haber consumido algún estupefaciente o mezclas que incluyen alcohol y psicotrópicos.

Por ese motivo, el jefe de los fiscales, José Gerez, anunció a fines de noviembre su deseo de asumir la lucha contra los kioscos de drogas y dio un dato temerario: "En 8 de cada 10 crímenes hay droga vinculada".

A este escenario se suma que la delincuencia, que está fuertemente armada. El viernes la brigada de investigaciones de la Comisaría 16º secuestró en el barrio San Lorenzo municiones teflonadas, conocidas como "cop-killer" (matapolicías), ya que pueden atravesar un chaleco antibalas. De ahí la necesidad de investigar seriamente el mercado negro de las armas en Neuquén.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído