Descartan una falla técnica o humana en la caída del avión ruso

La compñía rusa negó que el problema haya sido del avión o del piloto.

La compañía rusa Kogalymavia, operadora del avión Airbus 321 siniestrado el sábado sobre la península del Sinaí, niega rotundamente que la catástrofe en la que perecieron 224 personas fuera el resultado de un fallo técnico o humano. "Excluimos un problema de la nave y un error del piloto o la tripulación", dijo este lunes Alexandr Smirnov, vicedirector de Kogalymavia en una conferencia prensa en Moscú. "No existe una combinación de fallos de sistemas tal que pudiera causar la destrucción del avión en el aire", dijo Smirnov. "La única causa explicable puede ser un impacto mecánico sobre la nave", añadió.

La destrucción del Airbus cuando había alcanzado ya una altitud de 9.000 metros es la hipótesis en la que parece haber más coincidencia entre las fuentes rusas y egipcias. Tras excluir la descompresión de la cabina por sí sola como causa del accidente, el ejecutivo de Kogalymavia Alexandr Smirnov opinó que el avión se hizo "incontrolable" y afirmó que el organismo humano no podría haber soportado "la separación de parte del fuselaje" o la "destrucción" del aparato en vuelo.

Citando sus fuentes, la agencia Ria-Nóvosti informó de que no se habían encontrado trazas de explosivos en los restos del fuselaje investigados. Una fuente del equipo que estudia las cajas negras, citada por Reuters, señaló que el análisis preliminar descartaba un impacto externo y corroboraba que no habría habido ninguna llamada de alerta desde el aparato.

"El avión estaba en un estado técnico estupendo", afirmó Smirnov, que dijo haber efectuado varios vuelos él mismo en ese aparato durante el mes de octubre. Ante la insistencia de los periodistas sobre la posibilidad de un acto terrorista, Smirnov dijo que "no se puede excluir nada" y repitió que "pudo ser cualquier cosa".

Las autoridades rusas han optado por no descartar ninguna versión y esperar los resultados de las investigaciones, según manifestó Dmitri Peskov, el portavoz del presidente Vladímir Putin.

Refiriéndose a las actividades bélicas en la zona donde cayó el aparato, Putin recomendó al ministro de Transportes, Maxim Sokolov, que actuara con cautela. Sokolov, que dirige la comisión investigadora gubernamental, acababa de llegar de Egipto e informó al presidente de la situación. "Como se sabe, en esa zona se producen de forma periódica enfrentamientos bélicos entre las Fuerzas Armadas de Egipto e insurgentes de diversos grupos terroristas, por eso le ruego que muestre la necesaria cautela al trabajar sobre el terreno", dijo Putin.

Fuente: El País

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído