Desde hace tres días, 12 nenes siguen atrapado en una cueva en Tailandia

Se trata de un equipo de fútbol infantil que permanece perdido en la cueva Tham Luang.

Los padres de los 12 niños atrapados en un cueva en Tailandia desde hace tres días organizaron este martes una plegaria en el lugar mientras siguen las tareas de rescate.

Algunos pasaron la noche en carpas sobre un terreno fangoso frente a la cueva de Tham Luang, situada en el distrito de Mae Sai,en el norte de Tailandia, cerca de la frontera con Birmania.

Te puede interesar...

"He venido a buscar a mi hijo", dijo llorando una de las madres, filmada por los medios locales. Se cree que el grupo de 12 niños de entre 11 y 16 años, miembros de un equipo de fútbol, y su entrenador entraron el sábado en la cueva, que tiene varios kilómetros de largo, para refugiarse del mal tiempo y quedaron atrapados por el agua.

Este martes varias decenas de socorristas, entre ellos varios submarinistas, reanudaron la búsqueda. "Nuestro equipo bajó muy temprano esta mañana y explorará el fondo de la gruta. No hay conexión de red en el interior por lo que tenemos que esperar a que el equipo vuelva a subir", dijo hoy a través de Facebook la marina tailandesa.

Los socorristas encontraron bicicletas, botines de fútbol y mochilas en la entrada del lugar el lunes y varios dijeron haber visto huellas en una de las cámaras de la cueva.

Las autoridades enviaron policías y soldados a pie para participar en las tareas de rescate, también se enviaron equipos por aire para intentar divisar alguna otra entrada a la cueva.

Una de las tareas era drenar fuera de la cueva el agua acumulada. Se espera además la llegada de un robot submarino para ayudar en la búsqueda.

El ministro de Interior, Anupong Paojinda, dijo que estaban trabajando a contrarreloj para encontrar a los niños. "Trabajamos contrarreloj", dijo en conferencia.

El servicio meteorológico indicó que las lluvias deberían continuar el martes, lo que podría obstaculizar los esfuerzos de los socorristas.

La cueva Tham Luang no es muy frecuentada por los turistas extranjeros ya que está situada en un lugar alejado, pero atrae a los lugareños que veneran una pequeña estatua de Buda que hay dentro.

Los chaparrones caen regularmente en Tailandia durante la época del monzón, entre mayo y octubre, provocando generalmente inundaciones y deslizamientos de terreno.

Fuente: AFP-NA

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído