Diez trucos para acelerar tu metabolismo y bajar de peso

La tasa metabólica es la velocidad en la que el organismo gasta la energía que dispone (o quema calorías).

Hay personas afortunada que comen lo que quieren y cuanto quieren, y no engordan. Esto seguramente sea porque, por causas naturales o genéticas, tiene un metabolismo rápido. La tasa metabólica es la velocidad en la que el organismo gasta la energía que dispone (o quema calorías). Al acelerar el metabolismo, la grasa no llega a almacenarse en el cuerpo. En cambio cuando es lento, la grasa se fija en el cuerpo y la persona engorda.

Con estos trucos, se puede acelerarlo y conseguir una mayor quema calórica:


1. Dormir. La relación entre sueño y metabolismo es muy estrecha. Cuando tenemos sueño el cuerpo intenta recuperarse y genera la sensación de hambre. Además No dormir reduce considerablemente el metabolismo. Por eso es necesario tener noche de sueño que duren entre 6 y 8 horas.

2. Desayunar. Comer algo nutritivo en el desayuno, poco después de levantarse hará que tu metabolismo comience a trabajar inmediatamente y de forma correcta.

3. Café. Una taza de café por la mañana es como una inyección que aumenta la energía en el cuerpo. Es absorbida muy rápidamente en el torrente sanguíneo, aceleran las pulsaciones cardíacas y se consiguen picos de actividad metabólica hasta 3 horas después de haberlo ingerido.

4. Té verde. Es una fuente de antioxidantes. Gracias a su elevado porcentaje de teína, hará que tu organismo se active, acelerando tu metabolismo. Beber de dos a cuatro tazas al día, hace que el cuerpo queme un 17% más calorías de lo normal.

5. Varias Comidas. En vez de comidas abundantes y espaciadas, ingiere pequeñas cantidades varias veces al día. Cuando distribuyes las calorías comiendo de esta manera, el metabolismo se acelera porque tu cuerpo está siempre activo, funcionando y no se duerme. Asegúrate de no ingerir menos de 1,200 calorías al día o se hará más lenta tu tasa metabólica.

6. Condimentar. Agrega a tus comidas ingredientes picantes. Una cucharada de picante acelera temporalmente tu tasa metabólica.

7. Proteínas. El cuerpo gasta mayor cantidad de calorías cuando digiere proteínas, grasas y carbohidratos. Comé alimentos como carne de res magra, pescado, pechuga de pollo, nueces, huevos y productos lácteos bajos en grasa.

8. Maximizar el volumen. El cuerpo necesita energía para hacer la digestión de las comidas. El truco los llamados "Big Foods" (alimentos grandes). Consiste en comer alimentos que ocupan un gran volumen y ricos en fibras, que dan sensación de saciedad, pero con una baja densidad energética o que contienen pocas calorías.

9. Tomar agua. El organismo necesita agua para quemar calorías. Al estar deshidratado, el metabolismo se hace cada vez más lento. Se recomiendan un mínimo de 8 vasos de agua por día.

10. Ejercicio Cardio. Hacer 45 minutos de bicicleta podría mantener elevada la velocidad del metabolismo durante casi doce horas. Es por eso que por lo menos habría que hacer 45 minutos de ejercicios aeróbicos, 3 veces por semana.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído