Discriminaron a su hijo y emocionó a todo el mundo

No lo invitaron a un cumpleaños por tener síndrome de Down.

Canadá.- Una madre cuyo hijo con síndrome de Down fue excluido de una fiesta de cumpleaños de un compañerito escribió una carta abierta en su cuenta de Facebook para llamar la atención de otros padres con el objetivo de que no discriminen a chicos con este tipo de discapacidades.

Jennifer Kiss-Engele, de Canadá, acudió a la red social para escribir sobre la situación que vivió cuando un padre de la escuela de su hijo Sawyer decidió no invitarlo a la fiesta de cumpleaños de su nene.

“Sé que no fue porque mi hijo es malo, nunca conocerás a un chico tan feliz. Sé que no fue porque él no es divertido, tiene muy buen sentido del humor y una risa contagiosa. También sé que no fue porque tu hijo no se lleva bien con el mío. Mi hijo habló del tuyo muchas veces. La única razón por la que no lo invitaste es porque tiene síndrome de Down”, afirmó.

En vez de mostrarse enojada, la madre dijo que se sintió triste al ver que otros padres no estaban informados y quiso aprovechar la oportunidad para enseñarles qué significa tener síndrome de Down.

“Tener síndrome de Down no implica que no quieras o no puedas tener amigos. Tampoco que no tengas sentimientos ni quieras ir a fiestas de cumpleaños. Las personas con síndrome de Down quieren lo mismo que vos y yo. Quieren tener relaciones cercanas, sentir el amor, ayudar, tener vidas significativas y, definitivamente, también quieren ir a fiestas de cumpleaños”.

“Sé que no fue porque mi hijo es malo, nunca conocerás a un chico tan feliz”, dijo la madre al dirigirse a quienes no invitaron a su nene a la fiesta.

Adhesiones

El posteo, que tiene más de 8000 “me gusta”, terminó así: “Por favor, sepan que estoy acá para conversar si están dispuestos a hacerlo. Puedo ser una mamá protectora, pero no me tengan miedo. Reconozco que todos cometemos errores y todos podemos hacer las cosas mejor”.

Jennifer es madre de tres hijos. La semana pasada uno de sus compañeros había cumplido años e invitó a la totalidad de los 22 alumnos de su misma clase, excepto a Sawyer. Luego del posteo, los padres del nene lo leyeron y armaron una invitación especial para Sawyer. En la actualización del posteo, la madre escribió: “Desde que fue invitado, está radiante y no para de hablar de eso”.

Un caso argentino en la Policía

La semana pasada, la oficial subayudante Daiana Rodríguez y su hija Soraya fueron víctimas de uno de los actos más crueles que puede cometer no sólo un jefe policial, sino cualquier ser humano a la hora de no tener en cuenta ciertas cuestiones vitales para poder seguir criando a un hijo.

Rodríguez trabajaba en el partido de San Martín, pero al volver a sus tareas luego de padecer una varicela, se encontró con la desagradable sorpresa de que la habían trasladado al distrito de Tres de Febrero, por lo que se vio obligada a decirles a los jefes departamentales que no podía alejarse mucho de su casa, ya que el nuevo destino le demandaba dos horas de viaje de ida y dos de vuelta y su pequeña hija Soraya tenía que estar relativamente cerca de su mamá porque presenta muchos problemas de salud, entre ellos respiratorios y cardíacos.

Sin embargo, a los jefes de San Martín nada les importó y llegó el traslado.

Según publicó PolicialesAhora, el blog que se hizo eco de la noticia, presentó un escrito para pedir que la trasladaran nuevamente a una zona cercana a su casa, pero el segundo jefe de la Departamental Tres de Febrero, subcomisario Sroka, le respondió: “Se equivocó de carrera por tener una hija discapacitada con síndrome de Down”, no le aceptó el escrito que pedía el traslado y encima la sancionó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído